España y Portugal han hecho oficial su intención de albergar el Mundial de 2030. Ambas federaciones han confirmado por medio de un comunicado la rúbrica de un acuerdo de colaboración para, conjuntamente, ser las sedes de la gran cita de selecciones. El momento elegido no es baladí, pues ambos combinados nacionales se encontraban en Lisboa para disputar un amistoso previo a los encuentros de la UEFA Nations League.

Noticias relacionadas

Justo unos minutos antes de que comenzara el encuentro en el José Alvalade, la Federación Española de Fútbol explicaba el acuerdo alcanzado por Luis Rubiales, como representante de la RFEF y su homólogo portugués, Fernando Gomes, en el que se da especial atención tanto a la cita mundialista como al desarrollo del fútbol en ambos países.

"El presidente de la RFEF y vicepresidente de UEFA, Luis Rubiales, y el presidente de la Federaçao Portuguesa de Futebol (FPF) y vicepresidente de UEFA, Fernando Gomes, ratificaron hoy en Lisboa un acuerdo para impulsar la candidatura conjunta de cara a la organización del Mundial de 2030, estableciendo estrategias para la proyección internacional de ambas federaciones y países", ha subrayado el ente federativo en la nota oficial.

Los dos presidentes mantienen una gran relación. Además, ambos ejercen como vicepresidentes de la UEFA. Y, por ello, han decidido comprometerse a "mantener una colaboración para mejorar la calidad y el potencial del fútbol" en sus respectivos países "a través de un plan de trabajo con objetivos específicos anuales". Más allá de este apartado, el protagonismo se centra en el Mundial 2030.

Respecto a este acuerdo, la Federación ha indicado que "recoge la elaboración de estrategias para la proyección internacional de las federaciones española y portuguesa, así como de sus países, como candidatos a la organización de la cita mundialista prevista para ese año".

El hecho de ir acompañados a la pelea por ser sede del Mundial es un punto a favor de la candidatura. Y es que en las últimas ediciones, las elegidas para organizar las grandes citas de selecciones se basaban en la colaboración entre varios países. El próximo Mundial se celebrará en Catar en 2022 y el de 2026 se desarrollará en Canadá, Estados Unidos y México en una muestra de la colaboración entre países.

El Santiago Bernabéu, vacío

Primer punto para Rubiales

Este acuerdo llega unas semanas después a la designación de Luis Rubiales como presidente de la Real Federación Española de Fútbol. El exjugador revalidó el cargo, que obtuvo en 2018, con una amplia mayoría en la asamblea celebrada en Las Rozas. Rubiales no tuvo candidato rival y, por lo tanto, pudo ampliar su estancia en el cargo hasta 2024.

El presidente de la Federación, poco después de cerrar el acuerdo con Portugal, destacó el gran valor de la candidatura impulsada por los dos organismos, ampliando su importancia más allá del fútbol. Según Rubiales, el punto de encuentro significa "un paso importante para este proyecto", pero "también para los países".

"El futbol, el deporte, es una herramienta magnífica de inyectar fuerza y voluntad de superación en estos momentos de gran dificultad", ha indicado. Para el máximo mandatario del fútbol español, "pocas cosas pueden generar más ilusión que la oportunidad de organizar un Mundial" y el "mejor compañero" que podía tener España es, en palabras del representante de la RFEF, Portugal. "Vamos de la mano de la Federación portuguesa", ha concluido.

[Más información - María Ángeles García, primera mujer en la Comisión Delegada de la RFEF: "Es un poco tardío"]