Luis Suárez podría quedarse en el FC Barcelona a pesar de los numerosos rumores sobre su salida del club catalán. El jugador tiene ofertas y las está estudiando. Sin embargo, después de varios días y de que la opción de fichar por la Juventus se haya desvanecido, en la entidad culé ya le empiezan a abrir la puerta si no consigue marcharse de la entidad.

Noticias relacionadas

La opinión de Koeman es fundamental en su situación en el FC Barcelona. Y, por el momento, ya se ha producido la conversación más esperada. Ambos han charlado durante la mañana de este miércoles y el entrenador del Barça le ha trasladado que, en caso de quedarse esta temporada, contará en las rotaciones y no será desplazado del equipo.

"Estuve hablando con Luis esta mañana", confirmó Koeman tras el partido amistoso ante el Girona. El jugador está analizando las ofertas y la viabilidad de cada una de esas posibilidades. Por ello, en el equipo están esperando "a ver si si hay salida o no". Koeman, en caso de que se quede, le tratará de manera corriente: "Respetamos los contratos y desde el primer día hemos dicho que si se queda en la plantilla será uno más".

Luis Suárez celebra su gol con el FC Barcelona Reuters

Suárez, sin embargo, se quedó fuera de la convocatoria del equipo para este amistoso. La principal razón es que estaba cerrando su futuro. La Juventus era el equipo con más opciones para hacerse con el delantero. Sin embargo, el uruguayo necesitaba obtener la nacionalidad con un examen previo, pero no recibiría la documentación pertinente antes del 6 de octubre, un día después del cierre de mercado. Es por ello que su marcha a la Juventus ha quedado descartada.

El Barça, al borde del desastre en ventas

El conjunto catalán prometió una verdadera revolución en su plantilla. Se había caído ante el Bayern con una derrota histórica. Un 2-8 imposible de olvidar y que desencadenó toda una crisis institucional y deportiva. Era obligatorio un lavado de cara y de vestuario. Y así se indicó desde el propio club.

"No quiero hablar mal de nadie. Quiero alabar la figura de los jugadores que nos han hecho el mejor club del mundo. Les felicito y ahora es el momento de empezar a despedir con todos los honores a algunos de estos jugadores", aseguró Bartomeu en una comparecencia donde detalló cómo tenía que ser el nuevo Barcelona.

Sin embargo, semanas después nada de deso se ha producido. El FC Barcelona no ha podido vender a sus 'vacas sagradas' y, las que han salido del club, simplemente han dejado cantidades mínimas de dinero. El ejemplo más reciente es el de Rakitic, que abandonó el club con 1,5 millones de euros de precio de traspaso.

Luis Suárez entraba en ese grupo de jugadores que saldrían con honores. Y así ha quedado demostrado en estos últimos días. Pero las operaciones siguen sin cerrarse y que el uruguayo acabe con el mismo final que Leo Messi no se puede descartar. El club, por su parte, sigue buscando un delantero.

[Más información - La falsa revolución del Barça un mes después del 2-8: ningún fichaje y solo una venta por 1,5 millones]