La igualdad entre hombres y mujeres en el mundo del deporte es un objetivo por el que se está luchando desde numerosos aspectos en la actualidad. La actual ganadora del Balón de Oro, Ada Hegerberg, se ha mantenido firme en su decisión de no participar en el Mundial de Fútbol Femenino para protestar por las desigualdades.

Noticias relacionadas

La delantera del Lyon ya renunció en 2017 a su puesto en la selección noruega debido a las diferencias entre el equipo de fútbol femenino y el masculino. La historia se ha repetido en el mundial femenino que tendrá lugar este verano, ya que este viernes la selección de Noruega ha publicado la lista definitiva y el nombre de Ada no aparece en ella.

La razón por la que no asistirá es la misma que hace dos años, a pesar de que la Asociación Noruega de Fútbol y la Asociación de Jugadores del País Nórdico ya firmó un acuerdo de remuneración equitativa de ambas selecciones. 

Diferencias insalvables

Sin embargo, la decisión de la futbolista fue comunicada meses antes de esto. Asimismo, el entrenador del equipo femenino, Martin Sjogren, ya descartó su presencia: "Tratamos de resolverlo, mantuvimos reuniones, pero ella decidió no jugar".

Se trata del primer acuerdo de este tipo que tiene lugar en el fútbol internacional, lo que supone un gran logro para la igualdad en el deporte. Ada Hegerberg ha hecho historia con este paso hacia delante pero la futbolista va más allá, ya que el pasado diciembre se convirtió en la primera mujer en obtener el Balón de Oro de manos del diario francés France Football.

[Más información en: Telecinco emitirá la final de la Copa del Reina entre Atlético y Real]