El fútbol sigue viéndose vinculado, por desgracia, con numerosos episodios escalofriantes. En esta ocasión, se trata de un caso de presunta violación por parte de Keramuddin Keram, presidente de la Federación de Fútbol de Afganistán, a menores de edad del equipo nacional.

Khalida Popal, exfutbolista y capitana de la selección afgana, ha confesado este incidente durante su entrevista concedida a El Mundo. La joven, que huyó de su país tras sufrir amenazas e intentos de violación durante años, reconoció que "algunos de los representantes de la Federación comenzaron a abusar de las jugadoras".

Keram acusa a Keramuddin Keram de haber violado a menores de edad del equipo nacional de fútbol, en una habitación secreta instalada en su propia oficina."Yo comencé mi propia investigación. Encontré que el autor de esa violencia era el presidente de la Federación de Fútbol de Afganistán", confesó.

Khalida Popal EFE

Asimismo, aseguró que "tiene una habitación secreta en su oficina donde mete a las niñas, y allí las viola y después las suelta". "Las que fueron violadas fueron menores de edad. Niñas de 14 y 15 años. Las mujeres en Afganistán tienen que luchar contra toda una sociedad", concluyó. 

[Más información en: Nuevo episodio de violencia en el fútbol: queman con agua caliente a una jueza de línea]