Una vez más, la violencia y el deporte se han visto vinculados. En esta ocasión, el incidente se ha producido en un partido correspondiente a la liga Sanjuanina de Fútbol, y la víctima ha sido la jueza de línea Rosana Paz.

Noticias relacionadas

A falta de dos minutos para finalizar el encuentro entre el Marquesado y el San Martín, la asistente número 2 fue quemada con agua caliente por hinchas del equipo local debido a un error por parte del asistente número 1.

Tras el incidente, Rosana ha hablado con Telesol Diario y ha asegurado que en el momento que sintió cómo le arrojaban un líquido caliente en la espalda llamó al árbitro principal para comentarle lo que pasó y pidió que le echaran agua fría para "calmar el ardor". "Ellos quisieron suspender el partido, pero llegamos a un acuerdo para que terminara reglamentariamente", apuntó.

Árbitro de fútbol

Asimismo, señaló que no tiene lesiones por el golpe, pero sí se tiene que cuidar de las infecciones en la herida. Por otro lado, mostró su rechazo hacia este tipo de actos: "Ojalá esto no vuelva a pasar, porque fui yo, pero pudo ser alguno de mis compañeros. Esto provoca que la imagen del deporte se desvirtúe". "Uno hace esto por pasión y no me van a detener", sentenció.

Por último, la linier espera que se tomen medidas al respecto: "Hay que terminar con esta violencia en las canchas. Ahora las familias van con miedo por estos actos y el fútbol debe ser una fiesta".

[Más información en: Intercambio de agresiones durante el Campeonato femenino sub17]