Según informa este jueves el medio británico Daily Telegraph, el Nantes y el Cardiff firmaron un contrato de 17 millones de euros para que el conjunto galés se hiciese con los servicios de Emiliano Sala. La firma del acuerdo se produjo antes de subirse al avión siniestrado. Ese contrato no era válido por cuestiones legales, por lo que en el momento del vuelo no había vigente ningún acuerdo legítimo con el jugador.

La información apunta a que los abogados del futbolista argentino de 27 años han escrito un mensaje al Cardiff para confirmar que la firma del contrato para que Sala jugase con el equipo galés no estaba confirmada. Según apunta la información publicada, el equipo de la Premier League consideró que el contrato no cumplía los requisitos para que jugase en la competición británica y se lo devolvieron al Nantes para incluir las medidas que le permitieran jugar el campeonato inglés.

Nantes' Emiliano Sala in action STEPHANE MAHE Thomson Reuters

El Cardiff City está en busca de pruebas que justifiquen que en el momento del vuelo Sala todavía era propiedad del Nantes y que el club francés aún no había dado de baja su relación laboral. 

Sin acuerdo para el pago

Este giro de los hechos rompe el acuerdo que alcanzaron el Nantes y el Cardiff City en la tarde del pasado mediante el cual aplazaban la entrega del primer pago del traspaso, que ronda los 5,75 millones de euros. El pasado 17 de febrero, el equipo británico tenía previsto emprender acciones legales contra el Nantes por una supuesta negligencia en la contratación del viaje y el piloto, David Ibbotson, que no tendría la licencia para manejar el Piper PA-46 Malibú. 

El contrato de Emiliano Sala salió a la luz después de que el Cardiff congelara el pago del traspaso hasta que la investigación arrojase las explicaciones pertinentes sobre qué pasó en la tarde del 21 de enero cuando el avión se precipitó a las aguas del Canal de la Mancha. 

El caso de Emiliano Sala ha provocado una oleada de acusaciones entre ambos clubes, que argumentan que la responsabilidad del vuelo es del club con el que acordaron el traspaso. A la espera de la investigación policial que diga qué fue lo que ocurrió, si este informe dictamina que Ibbotson no tenía licencia, el Cardiff podría usar esto para presentar una demanda por negligencia contra Willie y Mark McKay que fueron los agentes que representaron al Nantes en la operación.

[Más información: El Cardiff podría demandar al Nantes y no pagar el traspaso de Emiliano Sala]