La Confederación Asiática de Fútbol (AFC por sus siglas en inglés) estudia la posible alineación indebida de los cataríes Almoez Ali y Bassam Al Rawi y la petición de Emiratos Árabes de que, por ese motivo, le den por perdida a Catar, la selección que dirige el español Féliz Sánchez, la semifinal de la Copa de Asia que ganó contra ellos (4-0).

Noticias relacionadas

Almoez Ali, la sensación de la Copa de Asia al igualar con sus ocho goles el récord que desde 1996 está en poder del iraní Ali Daei, nació en Sudán hace 22 años y, según la denuncia emiratí, no cumple con el artículo 7 de los estatutos de la FIFA que obliga a que un jugador nacionalizado mayor de 18 años haya residido durante un lustro de forma continuada en el territorio de su federación.

El defensa Bassam Al Rawi, por su parte, marcó el gol del triunfo contra Irak, su país de origen, en los cuartos de final. La asociación emiratí niega que la madre del defensa sea catarí, como afirma este, y asegura que ha aportado documentos que lo demuestra.

[Más información en: El Levante anuncia que denunciará al Barcelona por alineación indebida en la ida]