El caso de Emiliano Sala sigue dejando nuevas reacciones, la última la de Neil Warnock, entrenador del Cardiff City, que tuvo que dar la que posiblemente ha sido la rueda de prensa más dura de su carrera. Era la primera vez que el técnico inglés hablaba tras la desaparición del delantero argentino.

Noticias relacionadas

Warnock declaró que para él ha sido "una semana traumática" y dejó una noticia que nadie se esperaba en el seno de los aficionados del club galés. "Pienso 24 horas al día si debo marcharme o no", confesó el técnico, que entrena al Cardiff City desde el mes de octubre 2016. 

"Esto me ha golpeado muy duro porque conocí al chico y hablé con él durante las últimas seis u ocho semanas", dijo Warnock, para el que ahora "es imposible dormir". "He estado en el fútbol durante 40 años y esta ha sido, con mucho, la semana más difícil de mi carrera, y de lejos". El entrenador, de 70 años, aseguró también que "ha sido una semana traumática, y aún lo es. No puedo manejar la situación".

El entrenador y varios jugadores han necesitado a un psicólogo

Reconoció también que muchos jugadores lo están pasando muy mal y que tanto él como varios futbolistas del Cardiff City han comenzado tratamiento psicológico desde la desaparición de Emiliano Sala. "Tenemos que hacerlo. ¿Quién motivará al motivador?. Estoy bien cuando estoy en público o con los jugadores, pero es cuando estoy solo o en casa que lo pienso", comentó.

Emiliano Sala, nuevo jugador del Cardiff. Foto: Twitter (@EmilianoSala1)

Uno de los momentos más duros de la comparecencia de Warnock fue cuando habló sobre una anécdota que le sucedió con Emiliano Sala. "Cuando pasó la revisión y le vi con nuestra camiseta, pensé que se adaptaría a nuestro equipo. Me dijo 'marcaré muchos goles' y le contesté: 'Sé que lo harás'.

El Cardiff no se pondrá brazaletes negros

El Cardiff Ciy volverá a la acción el próximo martes a las 20:45 contra el Arsenal y en el partido se guardará un minuto de silencio -se hará en todos los que se disputen el martes y el miércoles-. Los jugadores no portarán un brazalete negro, pues la familia así se lo ha pedido al club.

Desde el pasado sábado comenzó una búsqueda privada financiada a través de donativos en la que se ha volcado el mundo del fútbol. Algunos jugadores como Mbappé o Rabiot han hecho generosas aportaciones para que las esperanzas en encontrar a Emiliano Sala y al piloto de la aeronave, Dave Ibbotson, sigan vivas.

[Más información: El mundo del fútbol, con Sala: Rabiot y Gundogan aportan dinero para la búsqueda]