El encuentro entre el CharltonAccrington Stanley de la Ligue One dejó un divertido y desafortunado episodio. En el minuto 93, cuando el encuentro estaba llegando a su fin, el árbitro pitó un penalti a favor de los locales que Karlan Ahearne-Grant no desperdició. Los jugadores fueron a festejarlo, celebración a la que se unieron numerosos aficionados.

Noticias relacionadas

Los seguidores se amontonaron para abrazar al equipo tras el gol que les daba la victoria en el último suspiro, sin embargo uno de los aficionados resbaló y en su caída, golpeó a Krystian Bielik en sus genitales, provocando que se cayera al suelo hasta que sus compañeros ayudaron a levantarse. 

El propio jugador quiso bromear sobre este episodio y publicó una fotografía en su cuenta de Instagram. "Vamos!!! Grandes 3 puntos. Gran rendimiento del equipo. Mis bolas están bien", escribió el centrocampista. 

Con la victoria el Charlton subió hasta el cuarto puesto de la tercera división del fútbol inglés, la cual lidera el Portsmouth con 57 puntos. Por su parte, el Accrington, en tanto, se quedó en la decimocuarta posición con 27.