El técnico argentino, José Néstor Pekerman, quien llevaba más de siete años liderando a la selección colombiana, ha hecho público este martes 4 de septiembre que no renovará su contrato con la Federación de Fútbol Colombiana (FCF), aunque esta intentó que reconsiderara su decisión. De esta manera, finaliza el ciclo más exitoso de la historia del cuadro cafetero, dejando como resultado más destacado su pase hasta los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014.

Noticias relacionadas

En el año 2012, el entrenador llegó como la gran esperanza de los directivos de la Federación para que el conjunto volviera a competir en un Mundial, algo que no hacía desde hace 14 años. El reto era mayúsculo, debido a que cuando llegó ya se habían disputado tres jornadas de las eliminatorias y en ellas el país de América del Sur solo había conseguido cuatro puntos al haber ganado a Bolivia, haber empatado frente a Venezuela y caer ante Argentina.

Pekerman, tras observar el mal que asolaba en Colombia, empezó a sanar a su equipo con jugadores como el guardameta David Ospina, el central Mario Alberto Yepes, el mediocentro Abel Aguilar, el exmadridista James Rodríguez y el que fue delantero del Atlético de MadridRadamel Falcao García.

Al equipo no le fue fácil adaptar a los planteamientos del nuevo técnico, quien buscaba hacer daño con toques cortos, las regates y ofensivas, juego que suele gustar en Colombia. Una vez que todos se adaptaron, los cafeteros cautivaron a la afición dejando días para el recuerdo como las goleadas por 4-0 frente a Uruguay, el 1-3 a Chile, o el triunfo por 2-0 ante Paraguay con un doblete de Falcao.

Esta idea que planteó Pekerman se vio recompensada el 11 de octubre en el estadio Metropolitano cuando el equipo tricolor consiguió remontar un 0-3 contra Chile, empató 3-3 y aseguró su clasificación al Mundial celebrado en Brasil, donde no pudo contar con Falcao por lesión, pero donde James despuntó siendo el goleador del torneo con seis tantos. Fue una de las grandes revelaciones y terminó en el quinto lugar tras ganar todos sus partidos de la fase de grupos ante Grecia, Costa de Marfil y Japón, además de la pugna en octavos frente a Uruguay.

Sin embargo, Colombia quedó eliminada al perder 2-1 ante los anfitriones en los cuartos. Tras el torneo, Pekerman renovó su contrato por cuatro años más, enfrentándose al reto de la Copa América de Argentina 2015. El conjunto tricolor no tuvo una buena actuación pese a haber vencido a Brasil en la fase de grupos, cayendo en los cuartos de final con Argentina por el bajo nivel de algunos jugadores que eran piezas clave.

Pese a ello, Pekerman fue sumando futbolistas relevantes como Edwin Cardona, el central Yerry Mina o centrocampista Wílmar Barrios, quienes le dieron vida a un equipo desgastado, permitiendo así que se clasificaran para el Mundial de Rusia 2018 en la última jornada. Allí, Colombia no mostró su mejor rendimiento pero llegó a los octavos de final, donde demostró su competitividad y estuvo cerca de eliminar en penaltis a los ingleses.

Tras la competición, la Federación mantuvo activa la comunicación con el entrenador e intentó retener, sin éxito, al argentino. Finalmente, tras dirigir 78 partidos, de los cuales ganó 43, empató 18 y perdió 17, dice adiós.