El Clapton FC es un equipo que al gran público posiblemente no le suene de nada. Fundado en 1878, en el año 2014 tuvo que ser adquirido por sus socios ante la que era su desaparición. Desde entonces, este club, que milita en la categoría regional de Inglaterra y nunca ha ascendido a una liga menos modesta, está considerado como el equipo más de izquierdas del país.

Noticias relacionadas

Imagen promocional de la camiseta del Clapton. Foto: claptoncfc.co.uk

El mejor ejemplo ha sido el diseño de la que será su segunda equipación esta temporada. Nada más y nada menos que un homenaje a la Segunda República española, con los colores rojo, amarillo y morado, el lema "No pasarán" y la estrella de tres puntas de las Brigadas Internacionales. Todo ello para conmemorar el 80ª aniversario del final de la Guerra Civil, según afirma el propio club.

La segunda equipación del Clapton, homenajeando a la Segunda República española

No se trata del primer gesto de este club, que ofrece entrada gratuita a todos los pensionistas y menores de 16 años. En 2015 varios de sus aficionados fueron entrevistados por el periódico inglés Daily Mirror. "Algunas personas se unen a nosotros porque les cuesta apoyar a clubes de fútbol más grandes y otras porque se cansan de la esterilidad de los estadios en todos los asientos, extraños tiempos de juego y exceso de vigilancia", explicaba uno de ellos.

La segunda equipación del Clapton, homenajeando a la Segunda República española

"Ante todo, somos una base de fans dedicada que produce un ambiente ruidoso e inclusivo en los juegos, pero también nos involucramos en el activismo social. Vivimos en el este de Londres, muchos de nosotros participamos en campañas locales o tenemos amigos que sí lo hacen. Tiene sentido que le demos una mano a causas importantes que nos afectan a todos", sentenciaba el mismo hincha.

La segunda equipación del Clapton, homenajeando a la Segunda República española

El director ejecutivo del club, Vince McBean, director ejecutivo del club, explicó que no les importa "de dónde eres, todos son bienvenidos aquí. Los jugadores no son profesionales. Lo más cercano que tenemos es a Jerry Jariette, la sala de máquinas en el centro del campo, que cuida a los jóvenes con problemas físicos. Su padre también fue jugador de Clapton".