Si el mundo de los agentes de fútbol tuviera una clasificación, Jorge Mendes la lideraría año tras año. Sus operaciones suelen encabezar las listas de récords en cuanto a dinero cosechado y su excentricidad le ha llevado a elaborar sus propios premios globales que suelen premiar a sus representados con prestigio. Su gran conquista siempre será Cristiano Ronaldo, la persona que le ha hecho ganar más dinero en su carrera. En cualquier caso, eso no implica que no siga generando recursos a partir de nuevos deportistas.

Noticias relacionadas

Las artes del representante portugués no se limitan al deporte rey, si no que también tocan otras parcelas. La gallina de los huevos de oro que todavía es el actual jugador de la Juventus no es la única fuente de ingresos del afamado agente. A través de Polaris Sports, una de sus matrices desde la que opera, por ejemplo, Gestifute, ahora también sirve a deportistas de diferentes modalidades. Aún así, el fútbol sigue siendo el deporte rey de Mendes.

Esta semana, sin ir más lejos, ha anunciado su incursión en el mundo del ciclismo para iniciar el 2021 ampliando horizontes. Jorge Mendes, tal y cómo ha anunciado Polaris Sports, ha llegado a un acuerdo de colaboración con Corso anunciando a la vez a dos nuevos ciclistas para que pasen a formar parte de sus filas de representados: Joao Almeida y Rubén Guerreiro. Ambos explotaron durante este 2020 en las citas grandes y ahora tendrán detrás la sombra del representante luso.

Dos de las principales promesas del deporte de las dos ruedas, y además portuguesas, llevarán el sello de Mendes. Pero es que el agente también se ha hecho con los servicios del actual ganador del Giro de Italia, Tao Geoghegan Hart, del arcoíris de 2019 Mads Pedersen, del también prometedor Mikkel Bjerg o los hermanos lusos Ivo y Rui Olivera. Con este cartel, el nombre del representante empezará a salir en los titulares de las noticias de ciclismo.

Apuesta de futuro

Corso ya contaba con algunos nombres consolidados, pero este acuerdo de colaboración con Mendes está puesto con miras al futuro. El anuncio de Guerreiro y Almeida supone que el representante quiere lanzar las carreras de dos ciclistas jóvenes que aspiran a consolidarse en el pelotón mundial. La realidad es que el trabajo de ambos en 2020 supuso un gran paso adelante, pero, con 26 y 22 años, sobre todo en el caso del de Deceuninck.

Almeida fue líder del Giro durante toda la ronda italiana prácticamente. Solo sucumbió ante las rampas del Stelvio para conseguir finalmente un meritorio quinto puesto. Después de despuntar en algunas carreras juveniles ganando la Lieja-Bastoña-Lieja sub23, lo mostrado en Vuelta a Burgos y Tour de l'Ain antes de su exhibición en Italia le convierte en uno de los puntales del equipo belga para este nuevo año ciclista.

Joao Almeida celebra su liderato en la general del Giro de Italia EFE

Algo similar le ha sucedido a su compatriota en el Education First - Nippo. Su maillot de puntos por ser el líder de la montaña al término del Giro le ha ensalzado en su equipo y tendrá más oportunidades de ser la cabeza visible del excéntrico equipo estadounidense. No se sabe si también con el pato como hicieron en la ronda gala, pero el maillot de este combinado tiene en sus filas a un excelente escalador que, a sus 26 años, ha encontrado su lugar.

Pero es que este acuerdo incluye también tener mano sobre un Mikkel Bjerg que, a sus 22 años, está destinado a decir mucho en las contrarrelojes de los próximos años con el UAE de Matxin, un Mads Pedersen que, a sus 25, tendrá muchas oportunidades en las clásicas de un día y un Tao Geoghegan que, a la misma edad que el danés, se ha ganado más galones en el Ineos. No ha elegido mal Mendes a la hora de colocar a estos pupilos portugueses.

Los tentáculos de Mendes

El ciclismo no es la única modalidad fuera del fútbol en la que se maneja Mendes. Sus empresas prolongan sus tentáculos hasta en el mundo del tenis, donde Joao Sousa cuenta con sus servicios. También lo hace incluso en el del atletismo donde potencia a jóvenes promesas y a otras ya confirmadas como Patricia Mamona. Aunque Gestifute lo abarca prácticamente todo, el agente también se ha querido expandir a nuevos mundos.

Después de conquistar el del fútbol, Jorge Mendes ahora quiere que el ciclismo también sea suyo y para ello se va a aprovechar de una interesante generación de ciclistas lusos que pueden decir mucho en el pelotón internacional. Con ellos, el inglés Hart, el noruego Berg y el danés Pedersen, el portugués ha entrado por la puerta grande en esta nueva modalidad. Queda por ver si toda esta proyección se traduce en victorias en el futuro más próximo.

[Más información - Súper agente Jorge Mendes: ¿cuánto ha cobrado en comisiones este verano?]