Malas noticias para La Vuelta 2020. Si ya se estaba viendo afectada por la crisis del coronavirus, prohibiéndose la asistencia de público y restándole ese ambiente festivo, la organización ha tenido que modificar su recorrido de la sexta etapa por las restricciones impuestas en Francia. Por medio de un comunicado, se ha hecho oficial que este año no habrá ascenso al Tourmalet.

Noticias relacionadas

Según confirman desde la organización de La Vuelta, "ante el estado de emergencia sanitaria decretado en Francia y, dadas las restricciones establecidas con carácter general por su gobierno nacional, que también han afectado al recorrido que tenía previsto el Giro d’Italia por territorio francés, La Vuelta no podrá concluir su 6ª etapa en el Col du Tourmalet el próximo domingo 25 de octubre".

Por ello, de "común acuerdo", Unipublic y las prefecturas de Pirineos Atléticos y Altos Pirineos han decidido "modificar la configuración inicial de la etapa". Una decisión en la que han colaborado también "el departamento de Altos Pirineos, el Ayuntamiento de Barèges y el de Bagnères de Bigorre".

El pelotón de La Vuelta 2020 pasando por la calle Estafeta de Pamplona EFE

Tras esta modificación de última hora obligada por la Covid-19, la sexta etapa de La Vuelta saldrá de Biescas, como así se había marcado desde un inicio, pero cambiará "la totalidad de su recorrido". "146,4 km que incluyen una subida al Alto de Petralba (3ª), Alto de Cotefablo (2ª) y un nuevo paso por Biescas (sprint intermedio) antes del ascenso final a la estación de Aramón Formigal. 3.040 m de ascenso acumulado y 1.647 m de desnivel medio", ha especificado la organización.

La subida a Aramón Formigal, como han indicado desde La Vuelta, "es una de las ascensiones más icónicas del Pirineo Aragonés" y que se caracteriza, además de por sus pendientes, por la longitud que tiene. Desde Biescas hasta la cima existen casi 27 kilómetros en posición ascendente y "sin descanso".

Zona histórica

En este escenario, han recordado, se han vivido algunas de "las jornadas más memorables del ciclismo en esta década" como "la 15ª etapa de La Vuelta 16, en la que una ofensiva lanzada por Alberto Contador provocó una carrera espectacular que descabalgó a Chris Froome" y provocó prácticamente el triunfo de la estrella Nairo Quintana. E, igualmente, Aramón Formigal "ha acogido el final en alto de La Vuelta en otras cuatro ocasiones, con victorias para José Manuel ‘Tarangu’ Fuente (1972), Agustín Tamames (1975), Pedro Torres (1977) y Warren Barguil (2013)".

"La organización de La Vuelta quiere trasladar su más sincero agradecimiento al Gobierno de Aragón, la Diputación de Huesca, al Grupo Aramón, a toda la Comarca del Alto Gállego y al Ayuntamiento de Sallent de Gállego por la acogida y la extraordinaria flexibilidad y capacidad de reacción que han demostrado en este contexto tan complicado".

Lo que sí se mantiene, como viene siendo habitual desde que se iniciara la carrera española, es que "el acceso estará restringido al público" en las llegadas en alto. "Una medida que se enmarca dentro de los estrictos protocolos sanitarios que se imperan este año en la carrera", han subrayado desde la organización.

[Más información - La Vuelta a España de la Covid-19: los favoritos, las posibles sorpresas y las etapas claves]