Las etapas con final en alto de la edición 2020 de La Vuelta a España no podrán contar con la presencia de público, que además tendrá el acceso restringido a algunos puertos de paso, como prevención contra la pandemia del coronavirus.

Noticias relacionadas

Se trata de una decisión que ha tomado la organización de La Vuelta en coordinación con las autoridades sanitarias y delegaciones de gobierno de todos los territorios atravesados por el recorrido de la 75ª edición de La Vuelta, quienes además han acordado aplicar una serie de restricciones en algunas salidas, metas y puertos de montaña, donde se limitará la presencia de público.

"La Vuelta lamenta profundamente que la actual situación epidemiológica del país no permita que se den las condiciones oportunas para contemplar presencia de público en estos puntos". La carrera se llevará a cabo sin sus habituales acciones comerciales y publicitarias, como el Parque Vuelta o la Caravana, para evitar cualquier aglomeración innecesaria.

El reducido grupo de organización, medios de comunicación, patrocinadores, equipos y cuerpos y fuerzas de seguridad del estado que se moverá con La Vuelta 2020 estará sometido a estrictos protocolos sanitarios.

La organización llevará además un riguroso control de aforos en todos los espacios acotados por la carrera. El aparcamiento de equipos, un espacio que habitualmente abierto al público para facilitar la cercanía de los aficionados con los deportistas, estará totalmente cerrado este año para garantizar la protección de los deportistas y el personal de sus respectivos equipos.

Las restricciones

Los siguientes puertos sufrirán cortes y restricciones de acceso: Arrate, La Laguna Negra, Col del Tourmalet, Puerto de Orduña, Alto de Moncalvillo, Alto de la Farrapona-Lagos de Somiedo, Angliru, Mirador de Ézaro-Dumbría y Alto de la Covatilla.

Las restricciones podrán sufrir variaciones en función de la evolución de la situación en los próximos días. La organización de La Vuelta utilizará sus diferentes canales en redes sociales así como su web oficial para comunicar cualquier actualización de las mismas.

La Vuelta ha lanzado la campaña "La Vuelta desde casa" con el objetivo de sensibilizar a los aficionados sobre la necesidad de vivir este año La  Vuelta desde casa. El objetivo es evitar cualquier tipo de aglomeración de público en torno al evento, respetando siempre los criterios marcados por las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas, con quienes mantendrán una línea de comunicación constante.

El aviso del Giro

Mauro Vegni, el director del Giro de Italia, mandaba un aviso hacia la peninsula tras el positivo de Simon Yates. "Para decir la verdad, mirando los números que llegan desde España yo ahora mismo estaría muy preocupado por La Vuelta si ocupara el puesto de Javier Guillén", espetaba el mandamás de la ronda transalpina. Lo que está claro es que la preocupación con la posibilidad de que no se pueda acabar esta edición es clara, pero también el foco se centrará en una semana en la competición que recorrerá el país español.

"Sé que Guillén también ha establecido mecanismos para obtener la necesaria tranquilidad y seguridad ante la pandemia, pienso que si las cosas no se complican más en España podrá conseguirlo, pero si se establecen medidas excepcionales a nivel de todo el país... en su lugar estaría ahora mismo muy preocupado por la Vuelta", proseguía el director del Giro.

Este martes se ha confirmado que Jumbo-Visma y Michelton-Scott abandonaban el pelotón de la ronda italiana después de que Kruijswijk y otros cuatro ciclistas del equipo australiano daban positivo por la Covid-19.

[Más información: La imagen que preocupa a la Vuelta a España: nieve y frío a un mes de que se suba el Tourmalet]