La política y el deporte siguen viéndose mezclados. En esta ocasión, el suceso ha tenido lugar mientras se disputaba la Copa Catalana celebrada en Bañolas (Gerona) y el afectado ha sido Carlos Coloma. El ciclista sufrió la agresión de un espectador que ató una estelada en unas ramas y el riojano, al pasar por esa zona, se estampó contra ella dejándole sin visión durante un instante. 

En la siguiente curva, Coloma sufrió una caída sin consecuencias. Si embargo, pudo seguir la competición y pudo terminar la carrera. El altercado se ha quedado en una anécdota, pero se trata de una acción peligrosa y un comportamiento totalmente fuera de lugar y sin justificación. Por su parte, el ciclista debe olvidar el incidente y centrarse en su próxima cita en Chelva (Valencia).

Asimismo, el mecánico y escudero de Coloma, Jorge Soto, quiso hablar sobre el suceso a través de su cuenta de Instagram: "Me zumba el mango el color de la bandera de cada un@. Me da igual su ideología, su credo o su condición. Me dan igual sus maneras de expresarlo".

"Esta clase de individuos están fuera de lugar"

"Intento respetar a tod@s e intento comprender las ideas de cada uno creyendo que todo el mundo tiene cabida en este loco mundo. Pero esta clase de individuos y comportamientos están fuera de lugar. En la sociedad y menos aún en el deporte. Respeto para ser respetado. Esta acción ha tenido una reacción. El corredor se desconcentra y sufre un percance pocos metros después", concluyó el exciclista.

[Más información en: Un ciclista cuelga en redes su brutal accidente para promover el uso del casco]