Muchos jugadores y estrellas de la NBA no solo están caracterizadas por sus hazañas dentro de la pista y por su capacidad para realizar acciones realmente espectaculares, si no también por llevar una vida muy intensa fuera de las canchas. Hay grandes leyendas como Rodman o Lamar Odom que son grandes expertos, pero otros como Charles Barkley no se queda atrás tampoco. 

Noticias relacionadas

Una de las grandes leyendas de la mejor liga de baloncesto del mundo, considerado por muchos como uno de los mejores ala-pívots 'bajitos' de la historia, es también un gran aficionado al juego y a las apuestas, tal y como ha confesado recientemente en una pequeña entrevista donde ha relatado sus grandes noches de partidas interminables, pero también sus grandes fracasos. 

Al igual que Barkley, muchos jugadores rifan grandes fortunas ante la lotería del azar en apuestas solo por pura diversión, por la sensación que les produce ganar cada vez más dinero, a pesar de que ya tienen sueldos altísimos con los que, precisamente, costear esas enormes pérdidas.

Charles Barkley Twitter (@ForTheWin)

El que fuera AllStar de la NBA en 14 de sus 16 temporadas en la élite del baloncesto, ha asegurado que ha llegado a tener problemas muy serios con las apuestas, pero que han sido sus amigos los que le han ayudado, no a dejarlo, sino a jugar de otra forma para evitar tener pérdidas tan grandes y poder poner algo de control a sus movimientos de dinero. 

Charles Barkley habló sobre pasaba esas veladas de apuestas en el podcast In Depth with Graham Bensinger, en el que se refería así a sus pérdidas: "He perdido un millón de dólares entre 10 y 20 veces en la época de los 80. No te puedo decir el número exacto porque ha pasado mucho tiempo".

El conductor del programa le preguntó qué era lo que realmente le gustaba del juego y de las apuestas, qué era eso que tanto le atraía a él para seguir y seguir a pesar de sus enormes pérdidas: "Ganar. Es emocionante ganar dinero. Escucho a mucha gente decir 'a ti simplemente te gusta la acción'. No, en realidad me gusta el dinero y siempre odias perder, pero sin embargo te causa una gran sensación cuando ganas".

Charles Barkley junto a Shaquille O'Neal Twitter (@ForTheWin)

La ayuda de sus amigos

El que fuera mítico jugador de los 76ers, Suns y Rockets aseguró que no todo era perder, y que era precisamente esas pocas veces que ganaba las que le inyectaban la necesidad por seguir jugado: "He ganado un millón de dólares probablemente cuatro o cinco veces en un solo día. Pero he perdido muchos más millones en un solo día, entre 10 y 20 como te dije".

Barkley se encuentra ahora mucho más reformado y afronta su afición por las apuestas y por el juego de otra forma, aunque confiesa que lo sigue haciendo porque es toda una pasión para él, pero con ayuda de sus amigos: "Ahora, gracias a mis colegas, sé cuándo retirarme y tengo más control del juego. Ahora intento ganar, pero no de forma desorbitada". Lo que está claro es que por la cabeza de Charles no pasa dejarlo. 

[Más información: Campazzo, más cerca de seguir en el Real Madrid: la NBA retrasaría la agencia libre a diciembre]