Comienza el lío entre la ACB y los clubes que pretendían ascender desde la LEB Oro. Un conflicto que ya se preveía nada más estallar la crisis del coronavirus y que no ha encontrado ninguna solución durante estas últimas semanas. La liga dirigida por Antonio Martín negó la posibilidad de que se produjeran ascensos puesto que ellos no iban a aplicar descensos, pero la FEB defendió estas promociones en base a lo establecido en los acuerdos entre ambas entidades.

Noticias relacionadas

Uno de los equipos perjudicados por esta negativa a jugar en el máximo nivel del baloncesto español es el Gipuzkoa Basket. El cuadro vasco, después de reunir a su Consejo de Administración, ha confirmado que pedirá la intervención del Consejo Superior de Deportes para así poder formalizar su ascenso a la ACB.

El organismo dependiente del Ministerio de Deportes tiene la capacidad de "controlar en vía administrativa los acuerdos adoptados por las Ligas Profesionales sobre la afiliación de Clubes de Baloncesto", tal y como recuerda el comunicado del club. Es por ello que se toma esta medida después de no haber "visto todavía reconocido" su "derecho" para ser admitidos el 15 de julio.

En caso de que el CSD no cumpla las expectativas del Gipuzkoa Basket, la entidad se reserva la opción de tomar "todas las acciones legales de índole civil y administrativo" para así resolver este conflicto de intereses por los ascensos y descensos entre ACB y LEB Oro.

Comunicado oficial

"Una vez presentada la documentación con fecha de 30 de junio para podernos inscribir en la ACB y no habiendo visto todavía reconocido nuestro derecho para ser admitidos el día 15 de julio; con fecha de hoy tras acuerdo adoptado ayer en el Consejo de Administración hemos solicitado al Consejo Superior de Deportes  en virtud de la competencia que tiene reconocida para controlar en vía  administrativa los acuerdos adoptados por Las Ligas Profesionales sobre la afiliación de Clubes de Baloncesto   que intervenga ante la falta de aceptación por parte de la Asociación de Clubes de Baloncesto.

Así mismo hemos reiterado a la ACB la solicitud para que someta a aprobación de su Asamblea General nuestra solicitud de afiliación. Advirtiéndoles que la dilatación en los plazos de la adopción de  dicho acuerdo está ocasionando  muy graves perjuicios a nuestra entidad por la imposibilidad de planificar  la temporada 2020-21, haciéndoles responsables de todos los daños  que ya nos están  causando y nos  puedan generar en el futuro por la falta de contestación a nuestra solicitud de admisión.

Y comunicamos que de no adoptarse el acuerdo de aceptación a nuestra solicitud de afiliación, ejerceremos todas las acciones legales de índole civil y administrativo, así como de compensación por los daños y perjuicios económicos causados  en defensa de nuestros derechos e intereses legítimos, así como una posible presentación de denuncia ante la CNMC".

La negativa de la ACB

La ACB ha negado durante estas últimas semanas la posibilidad de que se produzcan ascensos a la máxima competición. Actualmente disputan la liga nacional un total de 18 equipos. Y, con este número de clubes, el calendario ya es lo suficientemente apretado con la Copa, la Supercopa y las respectivas ligas continentales como la Euroliga o la Eurocup.

Por ello, gran parte de los clubes participantes en la ACB se han negado a ampliar el número de participantes. Estos ascensos que completarían una liga nacional de 20 equipos afectaría, principalmente, a los conjuntos que tienen que disputar una Euroliga con semanas donde se desarrollan dos partidos entre semana.

La FEB, que es quien organiza la LEB Oro y quien defiende el cumplimiento de esos dos ascensos que corresponden, ha negado en reiteradas ocasiones la existencia de cualquier conflicto con la ACB. 

[Más información: Jorge Garbajosa: "No hay una guerra entre la ACB y la Federación"]