Después de 18 años, los Milwaukee Bucks, bajo el liderazgo del ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo, lograron el pase a la final de la Conferencia Este tras eliminar a los Boston Celtics por 4-1 en la serie semifinal al mejor de siete.

Noticias relacionadas

En el Oeste, mientras, en el gran duelo que protagonizan los Golden State Warriors y los Houston Rockets, para muchos la final anticipada, el equipo californiano, bicampeón de la NBA, ganó el quinto partido y tomó ventaja de 3-2.

Antetokounmpo, imparable

Antetokounmpo volvió a ser el líder de los Bucks al aportar 20 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias que les permitieron vencer con facilidad por 116-91 a los Celtics en el quinto partido de la eliminatoria.

De nuevo, como ya sucedió en los tres partidos y triunfos anteriores, la figura de Antetokounmpo fue clave para que los Bucks dominasen de principio a fin y aseguraron el pase a las finales de conferencia por primera vez desde el 2001.

Los Bucks, el mejor equipo de la Liga Regular

Los Bucks, que llegaron a los playoffs con la mejor marca de la temporada regular, tuvieron a siete jugadores con números de dos dígitos, incluido el alero Khris Middleton, que llegó a los 19 tantos con ocho rebotes, como segundo máximo anotador.

El base Eric Bledsoe también estuvo consistente en el juego ofensivo y logró otros 18 puntos que ayudaron a los Bucks a conseguir el cuarto triunfo consecutivo después de haber perdido el primero de la serie que disputaron al mejor de siete.

Otro base, el veterano George Hill, clave en la eliminatoria como sexto jugador, anotó 16 puntos, incluidos tres triples de seis intentos, y capturó tres rebotes.

Mal partido de Mirotic

Pero si hubo un jugador que también acabó como factor ganador fue el ala-pívot montenegrino-español Nikola Mirotic, quien siguió de titular y fue el único de los Bucks que consiguió un doble-doble tras concluir el partido con 10 puntos y 11 rebotes.

Mirotic jugó 28 minutos en los que anotó 3 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 8 triples, y 2-2 desde la línea de personal.

El exjugador del Real Madrid dominó dentro de la pintura al capturar siete rebotes defensivos y cuatro ofensivos, repartió tres asistencias, recuperó dos balones, no perdió ninguno, puso un tapón y acabó sin hacer ninguna falta en su trabajo defensivo.

Los Raptors se juegan la vida contra los Sixers

Los Bucks tendrán en la final como rival al ganador que salga de la otra eliminatoria semifinal que disputan los Toronto Raptors contra los Philadelphia 76ers con ventaja de los primeros por 3-2 y el sexto partido este jueves, en el Wells Fargo de Filadelfia.

Los Celtics, que no podrán repetir la final que jugaron el año pasado y perdieron frente a los Cleveland Cavaliers, tuvieron al base Kyrie Irving como su líder encestador con 15 puntos y líder de una lista de cuatro jugadores que alcanzaron números de dos dígitos.

Los Splash Brothers aparecen y los Warriors ganan

El escolta Klay Thompson se reivindicó con su mejor partido de playoffs en el quinto de la eliminatoria semifinal de la Conferencia Oeste al aportar 27 puntos y conducir a los Warriors al triunfo por 104-99 frente a los Rockets y ponerse con ventaja parcial de 3-2 en la serie que disputan al mejor de siete.

Thompson, que jugó 45 minutos, anotó 11 de 20 tiros de campo, incluidos 5 de 10 triples y una canasta con penetración a falta de 4.1 segundos para el final del partido.

El triunfo de los Warriors llegó a pesar de perder antes de que concluyese el tercer periodo al alero estrella Kevin Durant, por una lesión muscular en la pantorrilla derecha al sufrir un estiramiento. Dejó el campo y no volvió en el resto del partido.

Durant dio el susto de la noche

Durant se lesionó al pisar el suelo tras un tiro en suspensión desde la línea de fondo y de inmediato se agarró la parte posterior de la pierna y se retiró cojeando a los vestuarios del Oracle Arena de Oakland.

Pero antes de lesionarse el dos veces ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de las pasadas dos Finales de la NBA ya había aportado 22 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias, que también serían decisivas.

Curry sigue fallando

El base Stephen Curry siguió sin encontrar su mejor inspiración encestadora. Fue el segundo máximo encestador con 25 puntos, seis rebotes y cinco asistencias, pero solo anotó 9 de 23 tiros de campo, incluidos 3 de 11 desde fuera del perímetro. 

El ala-pívot Draymond Green fue el jugador que inyectó energía a los Warriors tras haber perdido los dos partidos anteriores en Houston y, aunque recibió la cuarta falta técnica, al final también fue factor ganador de los Warriors tras aportar un doble-doble.

Draymond Green, el líder espiritual de los actuales campeones

Green logró ocho puntos, 12 rebotes y 11 asistencias mientras que se mantuvo en lucha permanente a ambos lados del campo, sin dejar que el ánimo decayese nunca dentro de los Warriors.

El escolta estrella de los Rockets, James Harden, si hizo bien su trabajo y completó un buen partido al tener 31 puntos con 10 de 16 tiros de campo, pero al igual que el base Chris Paul y Eric Gordon no acertó con los triples decisivos que el equipo necesitó al fallar 6 de 9 intentos desde fuera del perímetro.

[Más información: Los jugadores del San Pablo Burgos y Tecnyconta Zaragoza se liaron a puñetazos]