En pleno siglo XXI, la homosexualidad sigue siendo un tema tabú en ciertos sectores de la sociedad. En el mundo del deporte, aún queda mucho camino por recorrer y es que muchos todavía hoy siguen siendo señalados por su condición sexual. La última deportista en 'salir del armario' ha sido la golfista inglesa Mel Reid. La jugadora de 31 años ha concedido una entrevista a la revista Athlete Ally donde ha revelado al mundo su homosexualidad y el porqué lo había escondido hasta este momento.

Noticias relacionadas

Ganadora de seis torneos del Ladies European Tour, Mel Reid ha explicado que dentro de la comunidad del golf la gente "es muy acogedora", pero que el gran problema llega al tener que competir en países en los que la homosexualidad no está aceptada. Pero, además, los patrocinios, de clara dominación masculina, también son un problema en torno a este tema. "Protegí mi sexualidad para proteger mi carrera y conseguir más patrocinios", ha asegurado la golfista.

Mel Reid, golfista. Foto: Twitter (@melreidgolf)

Sin embargo, Reid ha decidido ser imagen de la lucha por la igualdad y con el lema "siéntete orgulloso de quién eres", la deportista quiere romper muchas barreras que aún existen. "Es muy importante para mí luchar por la igualdad. He llegado a un punto en mi vida en el que me siento mi verdadero yo. Es importante decirle a la gente quién soy", ha afirmado en declaraciones a la revista.

En el deporte femenino parece que la homosexualidad es un tema más normalizado que en el masculino. Jugadores de baloncesto o de fútbol han declarado abiertamente su condición sexual. Sin ir más lejos, tan solo hace unos meses que dos futbolistas del Bayern Múnich se daban el 'sí, quiero'. Pero es en el mundo del tenis en el que más casos se conocen. Nombres tan importantes como Martina Navratilova o Amelie Mauresmo

Así fue la boda de dos jugadoras del Bayern en el Allianz Arena. Foto: Twitter (@RatedRHero)

La homosexualidad y el mundo del tenis

Martina Navratilova, número 1 del mundo y ganadora de 18 grandes entre 1978 y 1990, lleva más de 30 años trabajando por los derechos de los homosexuales y por la visibilidad de estos en el deporte. Fue en año 1981 cuando la laureada tenista hizo pública su bisexualidad. Ahora, continúa en la lucha y es uno de los estandartes del colectivo LGBT junto a su mujer, la empresaria y exmodelo rusa Julia Lemigova.

Otra de las grandes figuras del tenis femenino que declaró abiertamente su condición sexual es la francesa Amélie Mauresmo. La gala, ganadora de 22 títulos en individuales, llegó al número 1 de la WTA en varios momentos de su carrera deportiva, aunque pasó por varios baches con sus compañeras de profesión. En 1999, Amelie Maursemo decidió declarar su homosexualidad: "Al fin tengo claridad en mi cabeza, en mi mente y en mi vida. Las dos dijimos 'adelante', y creo que es mucho más sencillo así".

Amelie Mauresmo, extenista francesa. Foto: ameliemauresmo.fr

Algunas compañeras del circuito como Martina Hingis o Lindsay Davenport dijeron después que Mauresmo parecía "un hombre" o que jugar contra ella era hacerlo "contra un hombre". Unas declaraciones por lo que las dos tenistas tuvieron que pedir disculpas posteriormente y que la francesa aceptó sin mayores problemas.

Pese a estar más normalizada la situación que en otras áreas deportivas, aún hoy sigue habiendo obstáculos. El pasado mes de abril, la tenista Alison Van Uytvanck volvió a poner de relieve los problemas que sufren los deportistas que declaran su homosexualidad abiertamente: "Fui intimidada y sufrí bullying por parte de algunas jugadoras del circuito por esta razón. Fue un momento difícil".

La tenista belga, lejos de venirse abajo o esconderse, apeló a contestar a todos aquellos que le han intentado hacer daño: "Para aquellos que me hicieron bullying antes, aquí estoy. Mis éxitos deportivos son mis respuestas hacia ellos. Ahora quizás entiendan mejor el dolor que me han infligido". Además, mandó un mensaje a las jugadores de la próxima generación: "Si hay jugadoras jóvenes que son lesbianas, no deberían temer en salir y desvelarlo. No es ninguna enfermedad".

El tabú en el fútbol masculino

Hablar de homosexualidad en el deporte masculino y más concretamente en el fútbol parece aún un tema tabú. Futbolistas como Neuer han defendido que se pueda 'salir del armario'. De él se dijo, precisamente, que le gustaban los hombres, algo que negó más tarde de forma categórica. Otros de los famosos futbolistas sobre los que se ha comentado que podrían ser homosexuales son Jonathan Dos Santos Musacchio, ambos lo han negado.

Justin Fashanu desveló su condición sexual mientras permanecía en activo, el primero que lo hizo dentro del mundo del balompié. Fueron muchos los que le dieron la espalda, tanto desde el club como sus propios compañeros de profesión y familia, algo que le llevó hasta el suicidio con tan solo 37 años.

Luis Pérez, vicepresidente de Deporte y Diversidad -asociación que aglutina a todos los clubes deportivos LGTBI de Madrid-, denunció hace tan solo unas semanas que había clubes que "contratan novias 'fakes' como práctica habitual". "Si los clubes y los agentes utilizaran todo su poder para proteger en lugar de para señalar y presionar al que da el paso, cuántas cosas cambiarían", acusó después. Unas palabras que no hacen más que evidenciar que todavía queda mucho camino por recorrer.

[Más información: Giroud: "En el fútbol es imposible declararse homosexual"]