Leticia Dolera en un rodaje.

Leticia Dolera en un rodaje.

Cine Igualdad en el Cine

Telecinco pasa de las mujeres: dos años sin producir películas a ninguna

El informe de la Asociación de Mujeres Cineastas presenta los datos de 2016 y muestra cómo las cadenas privadas no producen a las directoras.

La brecha cinematográfica entre hombres y mujeres sigue abierta. Se toman medidas, se denuncian las desigualdades, pero todo sigue igual. A las diferencias abismales de representación por sectores, se une una nueva lucha en la que podría estar la raíz del problema. Los que deciden a quién dar el dinero son hombres que se lo dan a directores en vez de a realizadoras. Lo denunciaba la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) la semana pasada en el Festival de Cine de Valladolid. Allí pedían que desde las instituciones se cambiar la forma de conceder ayudas a la producción de largometrajes para fomentar la paridad y el cine hecho por mujeres.

La reunión tenida entonces con el ICAA ha tenido éxito, ya que hoy, en la presentación del informe sobre la representatividad de las mujeres en el sector, el director de la institución ha dicho que a partir del mes que viene se cambiarán los criterios a la hora de otorgar los puntos a los filmes para acabar con esta desigualdad. "Vamos a dar más puntos a los proyectos dirigidos por mujeres, y por otro lado mejorar la intensidad y que los proyectos con realizadoras puedan tener una ayuda de un 60% o 70%".

En aquella charla, y preguntadas por EL ESPAÑOL, las cineastas también se quejaron de que las cadenas privadas no tuvieran unos criterios de igualdad o algunas cuotas para favorecer a las mujeres, y hoy al ver los datos la queja queda clara. Telecinco Cinema, que por la Ley del Audiovisual está obligada a dedicar el 5% de sus ingresos a producción cinematográfica, no ha dado dinero a una directora en los últimos dos años.

CIMA solicitó la información sobre las mujeres que han dirigido sus producciones a TVE, Atresmedia y Telecinco. Sólo el ente público facilitó los datos. El resto tuvieron que ser conseguidos revisando todas las películas de las cadenas privadas. Si Telecinco ha pasado de las mujeres, Atresmedia no le va a la zaga, ya que de 14 películas de 2016 sólo una fue dirigida por una mujer, mientras que en el año anterior fueron dos las afortunadas. Entre las películas de RTVE, se encontraron 8 realizadas por mujeres y 26 por hombres el curso pasado. El director del ICAA ha contestado a la prensa, que ha preguntado en la presentación si no había alguna forma de obligar a las privadas a cumplir unos mínimos.

En cuanto a los aspectos relacionados con la economía, los largometrajes dirigidos por mujeres presentan costes reconocidos menores a los de los hombres. Los costes medios reconocidos de las películas dirigidas por mujeres, no llegan a alcanzar los mínimos de costes medios que manejan los hombres. “Se refleja una brecha económica en base al sexo del profesional en el cargo de liderazgo estudiado”, asegura el informe.

Los resultados del mismo tampoco favorecen el apoyo a las mujeres que trabajan en cargos de liderazgo fílmico, como son los de dirección. En 2016, los largometrajes coproducidos que han contado con mujeres en los cargos de dirección sólo representan el 17% del total. En la comparativa entre 2015 y 2016, el porcentaje de títulos dirigidos por mujeres se incrementa en un punto porcentual.

Todos los años estudiados por CIMA, han encontrado una “diferencia notoria si tenemos en cuenta el sexo del profesional de dirección. A lo largo de todos estos años, los títulos de películas dirigidas por mujeres han tenido una media de costes reconocidos inferior a la de los hombres, cuya diferencia se traduce en 995.994,70 euros”.

En una vista general del sector, la industria del cine está conformada por un 26% de mujeres y un 74% de hombres. Cuando desgranamos los cargos de responsabilidad que estos ocupan, se percibe rápidamente la existencia de diferentes aspectos discriminatorios en base al sexo de las y los profesionales del sector. En los cargos de Diseño de Vestuario y Maquillaje y peluquería, las mujeres copan estas áreas con una representatividad superior al 75%. En contra partida, los cargos relativos a aspectos creativos, tecnológicos y de liderazgos tienen una representatividad masculina superior. Ejemplo de ello, sería la dirección con un 84% de hombres, guion con un 83% o dirección de fotografía y efectos especiales con una representatividad superior al 97%.