Franco y Hitler en Hendaya.

Franco y Hitler en Hendaya.

Cine Cine y Política

Así ayudó Franco a Hitler en la Segunda Guerra Mundial

El documental 'La batalla desconocida', de Paula Cons, descubre la venta de Wolframio a los nazis.

Valladolid

Los libros de historia repiten lo mismo: España se mantuvo neutral en la Segunda Guerra Mundial. Una actitud de ‘no beligerancia’ que muchos han considerado un movimiento astuto por parte de Franco. En esa pasividad había algo raro, si Hitler había ayudado al dictador durante le Guerra Civil, ¿cómo era posible que ahora no le apoyara igual que había hecho el otro fascista europeo, Benito Mussolini? La respuesta la ofrece el documental La batalla desconocida, de Paula Cons, presentado en la Seminci, y que ofrece una respuesta desoladora: nosotros participamos de forma activa en el mayor conflicto bélico del siglo XX.

Aunque no mandáramos soldados, y desde las enciclopedias se cuente una cosa, la verdad es que los nazis estuvieron aprovechándose del Wolframio producido en Galicia para endurecer su armamento y sus carros de combate. La fiebre del Wolfram hizo que pequeños pueblos gallegos se enriquecieran pronto y que se vieran estampas delirantes, como empresarios encendiendo puros con billetes, pero “tan rápido como llegó ese dinero, se fue”, recuerda la directora a EL ESPAÑOL.

Los aliados estuvieron a punto de invadir España para parar la venta de Wolframio, y sólo la diplimacia de Churchill nos salvó de la intervención

Hitler vio en España y en las minas de aquel mineral que aquí nadie sabía para que se utilizaba, una oportunidad única para mejorar su ejército. Franco se lo proveyó hasta que los aliados se enteraron y dijeron que la situación tenía que acabar. La batalla desconocida cuenta algo que pocas personas saben, y es que España estuvo a punto de ser intervenida. EEUU tenía claro que quería invadirnos si no dejábamos de dar Wolframio a los nazis, y fue la diplomacia de Churchill la que le paró en seco. La condición era que tenía que parar el mercado negro que habían creado.

Para Paula Cons esta historia “era la gran historia que quedaba por contar en Galicia”, y se obsesionó con ella. Primero se puso manos a la obra con un proyecto de ficción llamado Lobos sucios sobre la misma temática, que se estrenó el año pasado con ella de productora y guionista. Cuando acabó el filme se habían quedado demasiadas cosas en el tintero, así que arrancó con este documental. “Ahora me doy cuenta de que cuando acabó la película todavía no tenía ni idea del tema. En Galicia se sabe mucho en determinadas zonas, pero no es la típica leyenda urbana”, cuenta la directora a EL ESPAÑOL.

Fotograma del documental.

Fotograma del documental.

La situación recuerda a la de aquellos pueblos costeros gallegos que se enriquecieron a costa del narcotráfico, como reconoce la directora, ya que comunidades muy pequeños hicieron una verdadera fortuna con dinero de Hitler. “Es una especie de fiebre del oro, pero fue como un deslumbramiento de dinero en unas personas que no estaban preparadas para invertir bien. Era la posguerra, y había un ansia de vivir al vida que no estaban para ahorrar y se gastó muchas veces en alcohol o en prostitución. En esas zonas no se nota que hubo ese dinero”, explica Paula Cons.

Desde 2011 empezó a investigar sobre el tema, y para acabar el documental han tenido que pasar dos años. Tiempo suficiente para asegurar que los libros de historia nos mintieron. “Siempre necesitamos una etiqueta, ‘neutral o no neutral’, pero lo importante es esta pregunta, ¿la actuación de España en la Segunda Guerra Mundial tuvo consecuencias para la población? Y me da igual bajo que bandera, yo creo que sí las tuvo y muchas. Nos han contado la historia de forma interesada, y tenemos una herencia de 40 años de dictadura en la que se ha manejado un discurso que es difícil tirar abajo. Hay un experto que dice lo siguiente: el régimen de Franco, y no es poco mérito, fue el único que alineándose con el eje siguió gobernando”, añade.

Nos han contado la historia de forma interesada, y tenemos una herencia de 40 años de dictadura en la que se ha manejado un discurso que es difícil tirar abajo

La ayuda fue recíproca, porque como recuerda Paula Cons, fue gracias a Hitler que las tropas de Franco pasaran de Marruecos a Sevilla. “Su ayuda no fue al bando nacional, fue a Franco, y él emerge por esa ayuda. Y luego la ayuda y la de Mussolini, por los documentos que he manejado es clave en el conflicto”, asegura.

La importancia de España en la Segunda Guerra Mundial llegó a tal punto que la fecha del desembarco de Normandía viene dada por la importancia del Wolframio. “Si tu calculas la fecha mejor para atacar a los nazis era cuando llevaran seis meses sin Wolframio, querían desembarcar en junio, así que en enero fue cuando hacen el embargo de petróleo a España para que deje de mandar el mineral a Hitler. Estuvimos seis meses sin petróleo y nadie lo sabía”, dice la periodista y directora. La batalla desconocida cuenta otra historia, lo que Paula Cons califica como “la historia de los recursos”, que al final son los que determinan todo, en este caso tanto que España, sin saberlo, “fue clave en la Guerra Mundial”.