Que la familia de Rafael Amargo (45 años) está viviendo un difícil momento tras la detención policial del bailarín es un hecho, sin embargo, a pesar de que ya ha sido puesto en libertad parece que los ánimos no se han calmado en su entorno. O al menos, los familiares del bailaor no ven con buenos ojos que ellos sean noticia y deban aparecer en televisión cuando el protagonista de todo lo sucedido es solo su hijo.

Noticias relacionadas

Giovanna González, reportera de Socialité, se encontraba este sábado a las puertas de la casa de los padres de Amargo, donde él también reside desde que el juez le dejó en libertad este jueves. La periodista conectaba con la presentadora María Patiño (49) en directo para dar la última hora de la situación del coreógrafo -que estrena este sábado su obra teatral- cuando de repente ha aparecido en pantalla el progenitor de Rafael. 

La trabajadora de Telecinco le ha acercado el micrófono mientras le preguntaba sobre su estado y el de su hijo tras los hechos, y después de pronunciar varios murmullos inescifrables el hombre se ha girado hacia ella con una actitud reprochable.

El padre de Rafael Amargo ha perseguido a la reportera para insultarla y llamar a la Policía.

Segundos más tarde, la situación se ha puesto aún más tensa y han comenzado los insultos, amenazas y ataques por parte de él al mismo tiempo que la reportera pedía respeto y se alejaba bajo las órdenes de Patiño.

Tras meterse en casa, el padre de Amargo volvía a aparecer con un móvil en el que mostraba cómo estaba llamando a la Policía por "el acoso que estaba recibiendo". En una segunda conexión, se veía al hombre caminando tras la joven y en un momento dado le ha cogido el micrófono para decir "María Patiño eres una sinvergüenza". La aludida solo ha querido dirigirse a su compañera a pie de calle: "Tranquila, Giovanna, no me importa que se metan conmigo. Eso es lo de menos. Estoy acostumbrada a que me pasen cosas así en este trabajo".

El perdón de Florentino

Horas después de este incidente, en directo en Viva la vida, el padre de Rafael Amargo ha conversado con Emma García y finalmente ha permitido que se oyera su voz en altavoz para que le escucharan los espectadores. 

"Quiero pedir perdón, porque sé que estaban haciendo su trabajo. Pero es que el 90 por ciento que se está diciendo no es verdad. Pero pido perdón. Además tengo hecha una traqueotomía y no puedo hablar alto, no se me oye casi y quería que me oyera, acercarme", ha explicado a través del teléfono.

Las redes, divididas

Ante lo ocurrido en directo, los tuiteros no se han quedado callados y han ofrecido su opinión en las redes sociales. Hay para todos los gustos. Algunos usuarios han apoyado el trabajo de la reportera y su programa de informar desde un lugar de interés y han acusado al padre del bailarín de sobrepasarse con la comunicadora de Telecinco.

Sin embargo, por otro lado, también hay quien entiende la actitud del padre de Rafael Amargo. La dura situación que viven con la exposición de su hijo unido a su edad y a que no son ellos los protagonistas de la noticia hace que muchos se posicionen al lado del hombre y razonan las formas mostradas en directo.

[Más información: El dolor de la familia de Amargo tras su detención: su padre, devastado y sus hijos, conscientes de todo]