Cantora: la herencia envenenada 3 está dejando este viernes grandes titulares con la visita de Sylvia Pantoja, la prima carnal de Isabel Pantoja (64). En un momento dado de la noche, Pepi Valladares, la que un día fuera mano derecha y persona de confianza de la tonadillera, ha asegurado, sin titubeo, que Isabel y su hermano Agustín se han puesto en contacto con dos personas de México para torpedear y manchar el buen nombre de Sylvia en el país azteca. 

Noticias relacionadas

"Todo el mundo piensa que Isabel está aislada, que no se comunica. A mí me consta que ha llamado a México. Sylvia, ¿a qué te dedicas en México? Esa ha sido su pregunta. El motivo de la llamada. Han hablado el padrino (Agustín) y ella con una persona, con el mánager y cuñado de Juan Gabriel. Hoy mismo han hablado con ellos, para sacarle un poco de papelera a Sylvia". La aludida no se ha quedado callada: "Está dando a entender una cosa muy heavy. No me atrevo ni a decirlo lo que están dando a entender. ¿Están insinuando prostitución? Llevo meses sin cantar, pero tengo amigos que me ayudan. Si yo hubiera querido, habría estado con los tíos más ricos del mundo, de México y de España".

Sylvia emocionada en el plató de Telecinco. Mediaset

Y explota: "Se cree el ladrón que todos son de su condición. Nunca he estado con ningún hombre por dinero. Isabel tiene celos de mí, celos artísticos. Lo he vivido. Un día mi tía dijo textualmente 'voy a decir una cosa, aquí la única que le puede hacer sombra a mi Maribel es ésa que está ahí'. Por mí lo dijo. Que muevan cosas mías, me da igual, la verdad es siempre victoriosa". Define a Isabel como "sin conciencia": "Es una persona sin conciencia, que no se ha preocupado de cultivarse como ser humano. Vive en el personaje. Le diría que se baje al suelo, de la nube en la que está. Que sea persona, humilde, sencilla, bonita". 

Isabel ha ejercido de 'mano negra' para su prima a nivel musical: "Yo hice un disco precioso con un exnovio. Fuimos a la radio para que lo promocionaran. Fuimos con el disco a la SER y no lo quisieron. Pusieron excusas, que no encajaba. Le contaron a mi ex más tarde que el disco no lo habían querido porque mi prima no quería. ¿Verdad o mentira? Que el público crea lo que quiera. Ella no habla, pero lo hace todo bajo cuerda. Ella quiere quedar siempre como la intocable. Ella es una cobarde, no es valiente. Va de víctima siempre, no hace nada y lo hace todo. Va de víctima, ha abusado del recuerdo". 

Doña Ana, según Sylvia 

Sylvia no ha dudado en recordar la figura de la madre de Isabel, doña Ana, y el poder que ejercía sobre su hija y sus fans: "Recuerdo que estábamos en la cocina, en Sevilla, en el piso, y una vez miró por la mirilla mi tía Ana y vio que venía un fan con las manos vacías y no le abrió la puerta. Están acostumbrados a que vayan siempre con regalos o comida todos los fans. Isabel sabía que su madre hacía eso, ella es consciente de todo lo que se hacía en esa casa y lo permitía". 

En un punto de la noche, Sylvia ha hablado de su primo Chiquetete, con cariño y respeto: "Mi primo Chiquetete me ayudó, me echó un cable, pero a ella también le ayudó Chiquetete, y jamás lo ha dicho. Se la llevó a Palma con 14 años y se la llevó a un flamenco. Y tengo entendido que a la semana querían quitarla porque desafinaba mucho, lo que pasa es que luego se empleó".

La prima de Isabel Pantoja rota de dolor. Mediaset

Pero de todos los pasajes de Sylvia con doña Ana, hay uno especialmente punzante para ella, que, incluso, la hace llorar: "Se me cayó Kiko Rivera (36) de los brazos. Se hizo un chichón y mi tía Ana me dijo 'qué, ya estás contenta, hija' Me fui llorando hasta El Tardón, me dolió mucho porque yo a ese niño lo adoraba. No sé quién te lo ha contado, pero sí fue verdad. Tenía como seis meses Kiko. A mí me marcó mucho". Para Sylvia, Ana "es una mujer con mucho carácter, muy especial, muy madre gallina. Muy protectora. Mi prima ha sido el proyecto de Ana. Ella ha visto realizado su sueño en su hija". 

¿Algún día Sylvia perdonará a Isabel? Hay demasiado dolor, mucho desplante. "En el fondo me gustaría hablar con ella, pero le hago la cruz cuando muere mi madre. Eso no me lo esperaba. Era su sangre, mi madre la adoraba. Ella decía 'tu prima, no me gusta que estéis enfadadas las primas'. Ni siquiera un telegrama, ni una corona, ni un hacerme llegar algo cuando murió... nada. Y se muere Juan Gabriel, que no te toca nada, y hace un teatro en las redes como que le ha dolido en el alma. Claro, es que Juan Gabriel le tenía una gira en México y se la jodió porque se murió. Yo no la quiero juzgar ni le quiero poner calificativos, pero diría que le falta mucho amor en su corazón. Con lo de mi madre la dejé de querer".  

[Más información: Sylvia Pantoja: "Paquirri me adoraba. Isabel dijo que, de estar vivo, se lo habría quitado"]