En los últimos años la industria discográfica se ha sumado a la tendencia de los cines: los grandes estrenos llegan los viernes. Nada mejor que llegar al fin de semana con buen ritmo, como el de Disco, el nuevo álbum de Kylie Minogue (52 años). La australiana lo presentó este jueves en un programa que ya conoce bien, El Hormiguero.

Noticias relacionadas

Como sucedió en la noche anterior con Flavio Briatore (70), la cantante fue entrevistada a través de una videollamada. Estaba en Londres, donde en estos momentos están “en un confinamiento, pero no tan severo como en marzo”, explicó la invitada, quien se conforma con “sentir a la gente, aunque sea desde lejos”.

Aunque fuera a distancia, Pablo Motos (55) quiso mostrarse agradecido ante una invitada tan selecta. “Esta canción es la bomba, Kylie. Dices que el álbum es música disco para adultos, ¿hay que parar cada 4 minutos para descansar?”. Al otro lado de la pantalla, Minogue cogió la broma: “Sí, sería buena idea o bailar sin moverte de la silla”, agregó.

Viendo que la entrevista no daba para mucho, Pablo Motos decidió improvisar. Después de un nuevo halago (“esto se va a convertir en un clásico, lo has hecho otra vez”), decidió invitar a todo el mundo a bailar, incluidos los telespectadores: “Me gustaría que hiciéramos un experimento: un videoclip en directo. Poneos en pie y bailad, si lo hacéis, en dos minutos os sentiréis mejor”, aventuró.

Desde Londres, Kylie Minogue acompañó la coreografía antes de que Pablo Motos le volviera a regalar los oídos: “Hemos bailado aquí porque ayer nos preguntaba Briatore que qué hacíamos bailando, que ahora está prohibido. Creo que es muy adecuado que justo en este momento saques un álbum que se llame Disco”, argumentó.

Vuelta al pasado

Después de ese movimiento discotequero, la artista australiana explicó que ha sacado este disco en varios formatos, incluso en casette. Sobre este asunto, confesó que “tengo un antiguo walkman que es fantástico. Lo conseguí hace unos años. El sonido de cerrarlo y ponerme los cascos, me sentí como si tuviera 16 años”. Ese viaje nostálgico lo realizaron también Pablo Motos y las hormigas, quienes preguntaron a la invitada si ella también había grabado cintas a alguien en su juventud: “Claro que sí, no recuerdo a quién le regalé cintas. Pero me grabé muchas, estabas escuchando la radio y si hablaba el locutor te fastidiaba la grabación”, recordó.

Mucho más sofisticada ha sido la grabación de su nuevo álbum, aunque se haya realizado en un lugar peculiar. “Empecé a trabajar en este disco a finales del año pasado, llegó el confinamiento y como parecía que no se iba a acabar nunca decidí  montar el estudio en casa. Estoy disponible si alguien quiere grabar en aquí”, comentó entre risas.

Este proceso ha provocado que conozca “a algunos músicos solo de cintura para arriba”. “He trabajado con un productor que vive en Finlandia y hemos pasado muchas horas hablando por videollamada. Tengo ganas de conocerle en persona”, destacó.

Poco duró la conversación seria, ya que Pablo Motos se encargó de recordar una curiosa anécdota que inundó internet años atrás. “Me acuerdo perfectamente de eso, me encantaría tener la voz de Rick Astley (54), esa teoría se sabía que no podía ser verdad. Le conocí hace poco y pude tenerle al lado en el escenario. En realidad tenían algo de razón, a lo mejor es verdad”, reconoció entre risas.

Dejando a un lado la música, Kylie Minogue hay algo que añora: “Llevo sin ver a mi familia desde enero, pude ir en Navidad a Australia, pero ahora sí que les echo mucho de menos y estoy deseando verles”, finalizó.

[Más información: Primeras imágenes de Kylie Minogue, tras anunciar su compromiso]