Aunque no lo parezca, se han cumplido 15 años desde que Fernando Alonso (39 años) hiciera historia al convertirse en el primer piloto español que lograba proclamarse campeón del mundo de Fórmula 1. Decíamos que no lo parece porque por algunos, como Flavio Briatore (70), parece que el tiempo no pasa.

Noticias relacionadas

El que fuera director deportivo de la escudería Renault pasó por España para presentar el espectáculo que acaba de estrenar en su club Billionaire Dubai, así que la ocasión fue aprovechada por Pablo Motos (55) para tener por primera vez al italiano a El Hormiguero. Eso sí, las circunstancias obligaron a que la entrevista fuera a través de videollamada.

Desde Montecarlo, Briatore entró en directo y hablando en inglés en una conversación que, sin saberlo, iba a tocar muy poco la Fórmula 1. Para muestra, un primer botón: “Mi pregunta es, con la situación actual, ¿se pueden seguir haciendo negocios?”, inició Pablo Motos. Con una amplia sonrisa, el italiano contestó de modo afirmativo y exponiendo las ventajas: “Sí, por qué no. Hay competencia pero menos”.

Pero, claro, para valorar el nivel de su club, había que preguntarle por la identidad de este exclusivo local. “Creo que ahora y en el futuro, el restaurante, el ocio y la diversión están ahí. Hemos estado centrados en la Covid, así que tenemos prohibidas las discotecas”, comentó justo antes de dejar una de las perlas de la noche: “Pero, vosotros bailáis, ¿es una discoteca?”. Cuando Pablo Motos apenas había contestado, Briatore contraatacó: “Faltan chicas”. Briatore logró algo al alcance de muy pocos, sonrojar a Pablo Motos. “Depende de la noche y de las colaboradoras”, acertó a contestar el presentador.

Comparaciones

Volviendo al negocio de Billionaire Dubai, el italiano destacó que “el espectáculo es durante la cena y conjugamos a los mejores artistas del mundo, proceden por ejemplo del Circo del Sol. Son dos horas de espectáculo. El restaurante es fantástico, aquí no pasa como en otros sitios, donde si el espectáculo es bueno, la comida es mala”, matizó haciendo gala de su sentido del humor.

Al ver que este negocio funcionaba tan bien, a Motos le surgió la curiosidad por conocer si allí se imponían las mismas limitaciones a los establecimientos: “En Dubai han resuelto bastante bien lo de la Covid. Todo el mundo que entra aquí tiene que hacerse una prueba. Mascarilla todo el tiempo, pero no hay limitación. Cerramos a las tres de la mañana, hay mucha libertad, no hay muchas restricciones, salvo el baile. Música y espectáculo sí, pero bailar no”, argumentó.

Flavio Briatore, este miércoles en 'El Hormiguero'.

Con el nombre, no quedaba claro si el restaurante estaba pensado solo para gente de alto standing, un asunto que Briatore explicó: “No dejamos entrar a gente con chanclas [entre risas]. Es un éxito de hace tiempo. Hay energía, pasión… Tenemos todo lo que busca la gente. El nombre es una forma de atraer a todos los millonarios, aunque el precio no es de multimillonario, sale por unos 100 euros”, valoró. Este es uno de los numerosos negocios que tiene ahora mismo en marcha, además de “cinco restaurantes en Mónaco, que sólo podemos tener abiertos hasta las 21.30 horas, a las 22.00 todo se cierra”.

Y hablando del coronavirus, más allá de sus secuelas económicas, el invitado también pudo hablar de su experiencia, ya que padeció la enfermedad en agosto. “Se comentó mucho en prensa que estaba mal, me recuperé pero siguieron hablando como si me hubiera muerto. La Covid es una experiencia, pero mi vivencia fue, para mí, como una pulmonía leve, una cosa que me tuvo cinco días en el hospital y, eso sí, tres semanas de cuarentena en casa descansando”, aclaró. Eso sí, quizás para aumentar su leyenda de vividor, cuando fue preguntado sobre qué hizo en casa ese tiempo se limitó a contestar que “es un secreto”.

Un gran motor

Por fin, después de un buen rato de conversación, llegó el turno de un tema que era esperado por muchos espectadores. “Llegaste sin tener ni idea de la Fórmula 1, ¿hasta qué punto te consideras responsable del cambio que ha vivido el Gran Circo?”, preguntó Pablo Motos. Ahí Briatore tiró de libro de estilo para asegurar que “la verdad es que todo cambia, no es solamente yo. La Fórmula 1 es distinta, antes había un gran espíritu de lucha, ahora todo está muy organizado, es muy clínico”, en un claro tono nostálgico.

Tras esa breve introducción, cómo no, tocaba hablar de Fernando Alonso, casi un amor a primera vista. “Me gustó porque es súper rápido. Creo que es increíble, no se ha visto nada parecido. Era muy joven, le vi en mi oficina y después de la conversación me dijo que tenía que revisar bien el contrato. Le dije que tenía que firmarlo allí mismo. Accedió. Es un piloto muy trabajador y entregado”, declaró.

Sobre el regreso del asturiano a la parrilla, Briatore reconoció que ha tenido algo que ver en esta vuelta: “Sí, trabajamos juntos. Ese regreso ha sido a partir de hablar entre nosotros. Fernando es como familia, hemos hecho algo increíble juntos. Nos acordamos cuando nos llevamos el Gran Premio de España, con 80.000 espectadores. Le quiero mucho, es honrado. Me alegro mucho de su vuelta, está en forma y muy motivado. Es bueno para él y para España que vuelva”, explicó.

Si alguien se esperaba que el italiano continuara hablando de Fórmula 1, se equivocaba. Briatore estaba para hablar de negocios y aprovechando que Pablo Motos le dio manga ancha destacó que “para tener éxito en cualquier negocio es clave las personas con las que estás. Siempre el equipo, todo el mundo tiene que pensar en el mismo objetivo. Es un poco como el ejército, tienes al alto mando que se tiene que encargar de que todo esté bien. Por supuesto la creatividad es importante. Cuando nos metimos en la Fórmula 1 sabía que no teníamos experiencia, pero sí en trabajar en equipos. Tuve mucha suerte de contar con Schumacher (51) y luego con Alonso. Dos pilotos increíbles”, valoró en la última alusión a la competición.

Antes de cerrar la entrevista, Flavio Briatore demostró que Italia y España coinciden en muchos aspectos. “La peor enfermedad del mundo, peor que la Covid, es la envidia, los celos. Qué te voy a decir, si tienes éxito y al día siguiente no, habrá mucha gente que se alegrará. En Italia si alguien te ve con un Ferrari nadie piensa que habrás trabajado duro. No. Cogen la llave y te la pasan por el coche para rayarlo. Si ganas dinero piensan que habrás hecho algo mal. Afortunadamente sigo trabajando, tenemos el talento para crear empleo. En mi equipo, en los restaurantes, somos más de 1.000 personas. Nos encargamos de crear empleo para que los trabajadores puedan pagar su hipoteca y puedan llevar a sus hijos al colegio. Además, a la gente joven también la tratamos bien”, finalizó.

[Más información: Luis Tosar en 'El Hormiguero': de la defensa a Sara Sálamo a la anécdota con Juanjo Ballesta]