Pilar Rubio (42 años) demuestra en cada una de sus apariciones en El Hormiguero que su capacidad de aprendizaje no tiene límites. Una temporada más, la colaboradora está dispuesta a superarse a sí misma en el programa de Pablo Motos (55) y este martes ha dado buena cuenta de ello.

Noticias relacionadas

La madrileña ha hecho aparición en el plató donde la actriz Carmen Machi (57) era la estrella invitada y, al explicar en qué consistía su desafío, ha pedido cambiar el nombre de su sección a "Pilar Rubio extrema o Pilar 3.0".

Y es que el doble reto de la presentadora requería de una gran habilidad: debía apagar una vela de un disparo y, después, explotar dos globos con un solo perdigón, apuntando a un cuchillo para partir en dos el proyectil de apenas 4 milímetros.

Para cumplir con su objetivo, Pilar tenía un número limitado de intentos: "Tienes cinco disparos en total, gástalos como quieras", advertía el presentador. Sin embargo, a la colaboradora le sobraron balas, pues logró apagar la llama al primer disparo y explotar los dos globos al segundo intento, tras fallar el primero.

Impresionada por el resultado, Carmen Machi alababa la destreza de Rubio: "Esto es dificilísimo", expresaba. Mientras tanto, Pilar reconocía su nerviosismo incluso tras haber conseguido su objetivo: "Estoy temblando. Pablo, me metes mucha presión", bromeaba.

La colaboradora se despedía sin adelantar a los espectadores cuál será su siguiente reto. "¿Cuál será la próxima? No sé qué voy a hacer...", afirmaba.

Sin límites

Pilar Rubio ha superado complejos desafíos en su sección. Atresmedia

A lo largo de su trayectoria en El Hormiguero, Pilar Rubio ha demostrado no conocer los límites. La audiencia ha contenido la respiración durante los complicados retos de la colaboradora, que se prepara a conciencia para cumplir cada uno de sus objetivos.

El pasado mes de septiembre, Pilar protagonizaba uno de los momentos más emotivos del programa al pulverizar su marca personal de apnea. Tres años después de haber aguantado la respiración bajo el agua durante dos minutos, la colaboradora estrenaba temporada duplicando ese tiempo. Entre lágrimas, dedicaba el récord a sus "cuatros" más especiales: sus cuatro millones de seguidores en Instagram y su "gran número cuatro", su marido Sergio Ramos (34).

Ese fue su último gran hito, pero no el único. Pilar Rubio lleva más de cinco años haciendo que lo imposible parezca fácil en el programa de Pablo Motos. Volar en un túnel de viento, apagar una gran lengua de fuego, lanzarse desde un segundo piso o hacer trucos de billar que requieren de una precisión milimétrica han sido algunos de sus desafíos más aplaudidos.

[Más información: Pilar Rubio, la mujer sin límites: sus cinco retos más impactantes en 'El Hormiguero']