Actriz y cantante, el caso de Ana Mena (23 años) es el de muchas artistas que primero tienen que labrarse una fama fuera de nuestras fronteras para regresar ya convertidas en estrellas. Será por aquello de que nadie es profeta en su tierra, o simplemente un designio del destino, lo cierto es que la malagueña ya se ha consagrado y su nombre suena con fuerza tanto en el panorama musical como en el cinematográfico.

Noticias relacionadas

Nada más sentarse en la mesa junto a Pablo Motos (55), Ana Mena tiró de tópico: “Qué subidón entrar el plató, estaba nerviosa por venir. Llevaba viendo el programa toda la vida”, aseguró. Después de ese comienzo lleno de halagos, Motos detalló que lleva tres años triunfando en Italia y que se ha convertido en la primera artista española que pasa nueve semanas seguidas en el número uno del país transalpino gracias al tema ‘A un paso de la luna’.

Por razones como esta, Mena está más que familiarizada con el italiano, un idioma que considera “atractivo, con un toque sensual, muy parecido al español”. A pesar de este romanticismo, la malagueña destacó que “lo primero que aprendí en italiano fue cazzo, siempre se enseñan al comienzo las palabrotas. Mi compañero llegó a España diciendo ‘Hostia puta”, comentó entre carcajadas.

Ana Mena habló de su éxito en Italia. RRSS

Sobre cómo se gestó su salto a Italia, la de Estepona contó que “fue una casualidad muy bonita. Llevaba tiempo con ganas de hacer algo en Italia, porque mi padre me ponía música de ese país. En el 2018 comencé allí mi carrera con el tema ‘En verano no vale’, fue una canción que la soltamos y creció en Spotify de forma orgánica. Fue una pasada”.

Carrera meteórica

La gran sorpresa de la noche llegó tras el habitual corte publicitario. Pablo Motos comentó con la invitada que había llegado al disco de platino. Y en ese momento, le entregó ese premio enmarcado. “Menos mal que vuelvo a Estepona en tren”, dijo a colación del tamaño del regalo.

Dada su experiencia en el país de la bota, Motos le preguntó cómo iban las cosas por Italia: “Están como por aquí. Este verano hemos podido dar varios conciertos, aunque la mascarilla no ha sido obligatoria por la calle hasta hace una semana”, detalló, asegurando que “al menos nos hemos podido quitar una parte de esas ganas de estar con el público”.

La cantante empezó trabajando con Almodóvar y ahora es una artista internacional. RRSS

Del verano atípico de 2020 a sus inicios. Una de sus primeras apariciones para el gran público fue con la película ‘La piel que habito’, nada menos que dirigida por Pedro Almodóvar (71). Así lo recuerda Ana Mena: “Me llamaron porque necesitaban una chica que cantara y actuara. Me aprendí cómo se pronunciaba todo, palabra por palabra, para cantarla en portugués. La grabé y dos semanas después estaba en casa de Pedro Almodóvar, estaba comiendo piña. Fue muy majo conmigo. Me pidió que cantara la canción a capela, yo estaba supernerviosa. Le gustó y me pidió que no creciera mucho porque tenía que interpretar a una niña como de 9 años y, mira, le hice tanto caso que me he quedado bajita”, evocó.

El asunto de la piña le hizo tanta gracia a Pablo Motos que pidió datos a la invitada sobre el tamaño de la fruta e incluso acabó comiendo piña en directo. Pero antes de dar un placer al paladar, llegó el momento de disfrutar con el talento de Ana Mena, pero de una manera un tanto inesperada. La malagueña contó que “comencé a hacer castings a los 9 años, por voluntad propia. Siempre he estado muy metida en el mundo de la música, comencé con el flamenco que eso fue lo que me enseñó mi madre”.

Al mencionar el flamenco, Motos le pidió que cantara algo en directo, a capela. Dicho y hecho. La malagueña se animó con un trocito de ‘A tu vera’. 

Después de ese instante de arte, el tema culinario volvió a ser protagonista: “En Italia se enfadan conmigo porque me gusta la pizza con piña. Creo que a quienes nos gusta ese producto tenemos algo de magia”, relató la invitada. A continuación llegaron secciones habituales, como las pruebas de Trancas y Barrancas, pero lo que no acaba de gustar al público, al menos así lo manifiestan algunos en redes sociales, son las ideas de las Twin Melody, así como su tendencia a estar demasiado cerca de los invitados:

[Más información: Tamara Falcó se estrena en 'El Hormiguero': "Odio el olor del Metro después de las 3"]