Maite Galdeano (51 años) ha perdido los papeles en el plató de SálvameDesde que su hija, Sofía Suescun (24), afirmara que todos los hombres que se parecen a su hermano, Cristian Suescun (33) que teniendo novia tontean con otras chicas, le dan "asco", el conflicto en esa familia está desatado. 

Noticias relacionadas

Así, Cristian acudía al plató de Sálvame para opinar sobre las declaraciones de su hermana y defenderse. Así, el hijo de Maite Galdeano argumentaba que su hermana no era la más indicada para replicarle y acusarle porque ella estuvo tonteando con Logan (27) en Superviventes cuando estaba manteniendo una relación con Alejandro Albalá (25). Una réplica que ha causado el disgusto de su madre que no ha dudado en mandar un incendiario mensaje a su hijo, en el que le escribía que: "Era un hijo de...".

Ante este mensaje, el programa presentando por Kiko Hernández (43) no dudo en llamar a Maite Galdeano, quién no dudo en asegurar que su hijo estaba ganándose los méritos , con los últimos acontecimientos, para convertirse en el enemigo número uno de la familia.

Asimismo, la estrella de La casa fuerte que ha confirmado estar muy enfadada e indignada con su hijo por todo lo que ha ido diciendo, le ha ordenado irse a Pamplona, lugar donde la familia Galdeano ha residido hasta hace poco. "Te coges y te vas a Pamplona a trabajar", le increpaba.

Maite Galdeano en Mediaset. Telecinco

Por otro lado, Cristian, en completo silencio mientras su madre estaba regañándole en directo, decía sentirse avergonzado por la situación. "Mamá necesitas ponerte e manos de un especialista", le replicaba alegando que necesitaba ayuda por el comportamiento que estaba teniendo y por todo lo que estaba diciendo y replicando.

Mientras que una colérica Maite Galdeano le interrumpía: ¡Qué poca vergüenza tienes! Mientras su hijo, ignorándola, comentaba a los colaboradores que: "Sofía y yo ya sabemos qué hacer con ella, te tienes que ir al 'pueblito' y dejar que Kiko y Sofía hagan lo que quieran". Kiko Jiménez (28), presente en el plató, le daba la razón. 

No obstante, Maite no escuchaba y seguía replicando y chillando por teléfono: "Yo estoy con mi hija, tú te largas a Pamplona". Sin embargo, Cristian haciendo alarde de la expresión oídos sordos, afirmaba que él se iba a quedar en Madrid porque le encantaba la ciudad y se sentía muy cómodo. El programa estrella de Telecinco terminaba la llamada estupefactos y muy sorprendidos.

[Más información: Maite Galdeano y su cuestionada fibriomialgia: así narraba su infierno antes de 'La casa fuerte' ]