Hace justo un año, Emma García (47 años) recibía en su programa a Sandra Barneda (44), pues era quien iba a ocupar su silla de presentadora de Viva la vida durante sus vacaciones de verano. Aquel 15 de julio de 2019, la donostiarra se despidió de la audiencia y de sus seguidores en las redes sociales para dar el pistoletazo de salida a su desconexión estival. 

Noticias relacionadas

Pero antes de poner rumbo a su primer destino - que era Menorca-, la vasca tuvo unas bonitas palabras para la catalana que la sustituiría y reveló en directo la complicidad que existe entre ellas también detrás de las cámaras: "Hemos vivido muchos momentos que no he compartido con ninguna compañera. Me voy súper contenta porque sé que vas a estar tú aquí".

¿Hará lo mismo este fin de semana con Toñi Moreno? En vista de la visita de Barneda al plató de Telecinco hace un año, tendría sentido que la andaluza hiciera lo propio, más aún siendo el programa que ella misma inauguró. Y es que ya lo decía Sandra en su charla con Emma: "En esta vida es muy importante el compañerismo, yo no creo en las zancadillas y tú tampoco. En la vida es fundamental saber ser compañeras, ya que la vida es como una cadena de olas que rompen y que vuelven. A veces hay una ola y estás muy arriba, y luego rompes... no hay que desear, hay que intentar ayudar".

Sandra Barneda sustituyó a Emma hace justo un año.

A la espera de alguna sorpresa de cara a este fin de semana -18 y 19 de junio- con el que García pondrá punto final a su temporada, seguro que estos días, además de preparar los temas del sábado y el domingo, también está ultimando los detalles de sus vacaciones y cerrando maletas.

Será un verano peculiar para la presentadora, al igual que para el resto de españoles, tras la dura pandemia del Covid-19 que aún sigue presente en el planeta. Cada año son frecuentes los posados en bikini de Emma, en los que luce su torneado cuerpo, sus abdominales y oblicuos sobre su vientre plano, que dejan boquiabiertos a sus fans y generan miles de likes en sus redes. Este 2020, presumiblemente, volverá a compartir estos momentos pero con el accesorio obligatorio de la temporada: la mascarilla.

Emma García, durante sus vacaciones en Menorca el año pasado. RRSS

Sus lugares favoritos para escaparse se dividen entre los paraísos con playa, como las islas, y su tierra natal, Guipúzcoa, para estar junto a los suyos y alejarse del calor más intenso.

La presentadora suele disfrutar de unos 50 días de vacaciones al lado de sus dos personas favoritas: su hija, Uxue (14), y su marido Aitor Senar. La menor acaba de celebrar su cumpleaños hace solo nueve días, y sus padres cumplen este año dos décadas de matrimonio.

El núcleo familiar es lo que Emma más protege de su vida, y es que junto a su esposo ha creado un 'equipo' que es inquebrantable desde hace más de 30 años. Pues Aitor y la presentadora se conocieron siendo aún adolescentes y su historia comenzó con un flechazo. Sin embargo, fue nada más dar el 'Sí, quiero' cuando su vida cambió: "Al poco tiempo de casarnos, en 2000, Mediaset me llamó para que me viniera a Madrid. Él siempre ha mirado por mí y porque me fuese bien la vida. Yo siempre he mirado por él".

De las pocas veces que Emma ha abierto su corazón, confesó que los horarios de la televisión alteraron su vida íntima hasta el punto de que nunca encontraron hueco para darle un hermanito a Uxue. Sin embargo, en su marido siempre encontró un apoyo, ya que cuando le fue imposible coger la baja maternal, Aitor "decidió dejarlo todo y quedarse las 24 horas cuidando de nuestra hija".

Por todo ello son una de las parejas más consolidadas del panorama televisivo, y saben aprovechar cada verano para disfrutar de su tiempo juntos, alejados de la ajetreada Madrid y de los ojos curiosos.

[Más información: Emma García desvela la sorprendente lección que le dio su hija con solo 10 años]