Con motivo del programa Lazos de sangre dedicado a la trayectoria de Laura Valenzuela (89 años), Lara Dibildos (48) y Álvaro Muñoz Escassi (45) se han sincerado acerca de su relación, su mediática ruptura y su amistad actual, y se han convertido en protagonistas involuntarios del especial sobre la viuda de José Luis Dibildos. Trece años después de haber finalizado su noviazgo, tanto la actriz como el jinete siguen admitiendo que ambos han sido el amor de la vida del otro.

Noticias relacionadas

Lara y Escassi se conocieron en el año 2005 y empezaron un apasionado romance que culminó con la llegada de su hijo Álvaro en 2007. Muy enamorados, los escarceos del andaluz con otras mujeres dieron al traste con una relación que, por lo que parece, ninguno de los dos ha podido olvidar aún. Sin embargo, y según confesaron en Lazos de sangre, nunca se han planteado una reconciliación.

Lara Dibildos y Álvaro Muñoz Escassi, a principios de los 2000. Gtres

Escassi, presente como colaborador en el programa, al lado de Rocío Carrasco (43) -gran amiga de Lara- no dejó de echar piropos a la madre de su hijo y admitió que, si lo suyo hubiese tenido lugar en otro momento, seguirían juntos porque son "almas gemelas".

La actriz, que entraba por vídeollamada, se mostraba de acuerdo con su expareja y, más sinceros que nunca, se han confesado hablando de lo que significan el uno para el otro tantos años después de finalizar su relación. Escassi ha asegurado que para él Lara es "súper importante" y ha entonado el mea culpa al recordar su ruptura: "yo no estaba preparado para tener una relación en esa época. Al final era más dañino que otra cosa". "Lo nuestro llegó en mal momento, pero ahora tenemos una relación espectacular. Estamos muy bien así y nunca hemos hablado de reconciliación", afirma el andaluz, que ha encontrado en Lara a su mejor apoyo pero ha dejado claro que ya no hay ningún tipo de atracción entre ellos: "Somos amigos. Ella no siente amor por mí. Siente amor porque soy el padre de su hijo y nos llevamos fenomenal. Nuestro hijo no nos ha visto discutir. Tenemos una relación como de hermanos, no sé explicarlo. Estamos genial así".

Muy sincero, el sevillano ha confesado que con Lara nunca "me ha faltado de nada" y, como grandes amigos que son, "siempre nos hemos apoyado el uno al otro". Pese a tener una evidente química, Escassi cree que sería imposible una segunda oportunidad en su relación: "Creo que no funcionaría. Ahora nos llevamos muy bien y es mejor así".

Álvaro además, quiso agradecer públicamente a Lara cómo se ha portado siempre con su hija Anna, a la que conoce desde que tenía seis años y a la que siempre ha aceptado y tratado como su propia hija. De hecho, confesó que cuando hace unos años se fue a vivir a Dubái, la actriz acogió a la joven y ésta la quiere como a una madre.

A pesar de su buena sintonía, Lara admite que Escassi no es "su alma gemela". Gtres

Entre risas, Escassi contó una anécdota. Cuando lo dejaron, después de las infidelidades del jinete -que ayudaron a Lara a meterse en papeles dramáticos cuando tenía que llorar sobre las tablas, ya que lo conseguía pensando en él- se dieron un mes de tiempo y posteriormente quedaron en un hotel madrileño. Hablaron las cosas y nunca más volvieron a discutir. "Nunca hemos firmado nada porque no ha hecho falta", ha asegurado.

Muñoz Escassi también ha tenido buenas palabras para la que un día fue su suegra, Laura Valenzuela, con quien su relación es mucho mejor desde que se separó de Lara. El jinete asegura que "ahora me quiere como yerno, antes no" y entre risas confiesa que la abuela de su hijo dice "quien me iba a decir que al que más iba a querer era a ti". "Me quiere más que a ninguno", confesó emocionado.

"Hemos tenido momentos buenos y momentos malos", ha recordado. "Ahora, lo que me encantaría es encontrar a mi alma gemela y formar una familia, que la tengo, pero me falta la figura de un hombre a mi lado", ha reconocido Dibildos.

Tanto Lara como Escassi han confesado que su relación "está mejor que nunca" y se han mostrado muy felices de poder contar siempre el uno con el otro cuando lo necesitan.

[Más información: El gran susto de Lara Dibildos: un rayo impacta en el avión en el que viaja su hijo]