Durante la supuesta reconciliación entre Belén Esteban (46) y Jorge Javier Vázquez (49 años) este pasado martes se alzó una voz en el plató que dijo, por primera vez en mucho tiempo, las cosas claras. Puso los puntos sobre las íes y no dudó en encararse al poder, a la institución, a la máxima autoridad. Esa persona que daba un paso al frente entre tanta tibieza era Gema López (49) y el destinatario de sus palabras no era otro que Jorge Javier, el presentador. El dueño del cortijo, como se hace llamar él. El capo, el rey midas de Mediaset. 

Noticias relacionadas

Gema hablaba para explotar definitivamente después de ver cómo el catalán se las gastaba con Belén Esteban, ridiculizándola por sus ideales políticos, choteándose de su dolor y dejando más cristalino que nunca cuál es su línea editorial como dueño y señor que se cree de Sálvame: "No voy a dar voz al fascismo en este programa, al menos mientras que yo esté presentando". Y tras sus palabras, emergía la voz, segura y valiente, de Gema, la única que es capaz de plantarle cara: "Tu actitud te convierte en lo que precisamente criticas". ¡Jaque mate! ¡Jugada maestra!

Por fin alguien hablándole a las claras y no palmeando sus comportamientos tiránicos. Y mientras hablaba la colaboradora, las redes sociales comenzaban a tirar de ingenio, comparando al catalán, a través de un montaje, con el dictador norcoreano Kim Jong-un (36). Y es que, aquellos a los que admiro y saben ver más allá, ¡descubrieron un paralelismo, además, estilístico entre Jorge y el señor Kim Jong-un! 

Jorge Javier en montaje de JALEOS junto al meme en el que lo comparan con Kim Jong-un.

Ambos lucen en el meme una parecida chaqueta negra abotonada hasta el cuello. ¿Casualidad? No lo creo. El caso es que Gema ha sido capaz de decirle a Jorge lo que es; que no solo se ha pasado tres pueblos con Belén, qué va. Que lleva tiempo cruzando la línea de lo ético. ¡Años! Un servidor ha contabilizado hasta 10 salidas de pata de banco, desmanes o abusos de autoridad por su parte. Como muestra, un botón:

1. Su pelea con Belén Esteban en directo 

La pelea del sábado entre ellos fue antológica. Histórica. Y todo por la política, algo con lo que Jorge se muestra inflexible: quien no es de izquierdas, es un facha y fascista que no se merece tener altavoz. Belén atacaba la mala gestión del Gobierno y Jorge terminaba por explotar cuando la colaboradora le hacía ver que él no lo había pasado mal durante el confinamiento: "No me pongas en un lugar en el que no estoy. No vayas con ese rollo barato porque por ahí sí que no voy a pasar. ¡Y elevo la voz! ¡Estoy hasta las narices de ese discurso de tú eres de una manera y yo otra! Tengo familia que lo está pasando igual de mal que la tuya y no lo cuento. No vayamos por ahí porque me voy a cabrear y mucho".

Ya este martes, seguía en sus trece el catalán. No se bajaba el burro: "Estoy harto del folclore emocional. Con Belén he perdido la inocencia, yo en este viaje no la puedo acompañar. He estado años a su lado porque es mi amiga, pero en este viaje ideológico no la puedo acompañar. Permanecí en silencio el sábado porque no quiero batallas, yo no censuro porque no le impedí hablar. Su discurso está plagado de mentiras, falsedades, manipulaciones y manifestaciones poco científicas. No podemos opinar de todo, no debemos opinar de todo". Lo dicho; o se piensa como él o estás acabado. 

2. Su discusión con Antonio Montero por Vox 

Jorge durante su enfrentamiento con Montero. Mediaset

Echando mano a la hemeroteca, censuró hace muy poco la opinión de Antonio Montero (57), más vencido en la balanza hacia Vox. El paparazzo ha dicho públicamente que se ha sentido censurado por Vázquez al no poder hablar libremente de Vox, el partido político al que es afín, algo que Jorge Javier valoraba de la siguiente manera en Sálvame"Antonio Montero es un sinvergüenza. Que diga que en este programa se ha sentido censurado...". ¿Perdona? Recuerdo perfectamente esa tarde y cómo te encaraste a él, mano en ristre, gritándole como un energúmeno, diciendo que tu programa es de "rojos y maricones", y que poco menos que él no tenía cabida allí. ¿No lo recuerdas, Jorge? Vaya, sí, va a tener razón Gema: eres la reencarnación de Kim Jong-un. 

"El discurso de Vox aquí, no. Podéis debatir lo que os salga de la peineta, pero los discursos y las mierdas, no", espetó a pesar de que nadie había nombrado a la formación política. "No me toques las narices con los putos discursos de Vox. No voy a pasar por ahí", cortó de raíz ante Montero. Este quiso explicarse, pero Jorge no lo dejó: "No te voy a dejar hablar para decir tonterías. Es que no me gusta. Este programa es de rojos y maricones. Rojos y maricones es lo que hay aquí. Ya está, declaración de principios. Quien no lo quiera ver, que no lo vea". No hace falta añadir nada: todo está dicho, señoría. 

3. Su bochornosa actitud con Olvido Hormigos 

Ojo, no todos sus arrebatos de ira tienen que ver con la política. Un día se le cruza y se le cruza, sin más. Como en 2013, cuando Olvido Hormigos (49) visitó Sábado Deluxe y se enfrentó con María Patiño (48). Vázquez la expulsó de plató sin miramientos, cogiéndola, incluso, de malos modos del brazo. "Eres una de las personas más sucias que ha pasado por Sálvame Deluxe¡Vete a la mierda! Sinvergüenza. ¡Anda ya, sucia! Basta ya. No tiene ni micro ni cámara. Aquí se acaba la carrera de esta señora. ¡Qué asco! ¡Qué gentuza! Es que no aprendemos y esta tía no debe pisar más un plató. Siempre nos ha pasado lo mismo. ¡Qué asco! No me gusta tener que hacer esto".

4. El día que dejó 'tirado' a Álvaro de Marichalar

Álvaro de Marichalar visitó el Deluxe y, al no querer responder a las preguntas sobre Casa Real, Jorge le soltó a los diez minutos de entrevista: "Estás haciendo lo mismo que contaba Sabina Urraca en el Blablacar: subir, pasar de todo el mundo, estar con el móvil, no saludar absolutamente a nadie... Y aquí, no escuchar al presentador, que soy yo. Eres un maleducado, buenas noches, Álvaro. Adiós". El catalán cortaba de raíz la entrevista y dirigiéndose a su director le comentaba lo siguiente: "Cambiamos de tema. Fuera. No voy a soportar que estemos aquí hablando y esté el tío este aquí diciendo gilipolleces... Ya le hemos dado un cuarto de hora, ya está bien la patochada. A tomar por saco". Se levantó de su sitio y el programa cambió de tercio y De Marichalar abandonó el plató. ¡Dictador! 

5. El grave insulto que le soltó a Aída Nizar

Jorge Javier Vázquez y Aída Nizar en 'Supervivientes 2011'.

En 2011 el nuevo Kim Jong-un llamó "hija de puta" a Aída Nizar (45) en directo y se quedó tan ancho. Fue durante la edición de Supervivientes y delante de su propia madre. Resulta que Nizar intentaba sonsacarle información a Rosa Benito sobre Ortega Cano (66), que en ese momento se encontraba hospitalizado tras el accidente que se llevó la vida de Carlos Parra. El menda no solo no rectificó, sino que se expandió en el insulto: "Si yo estuviera en la calle la hubiera llamado '¡hija de puta! La palabra es asco, bochorno, vergüenza, consternación... ¿Cómo se puede ser tan mala persona?, ¿Cómo se puede jugar con los sentimientos de esas familias?".

6. Su trifulca con Raquel Salazar 

Raquel Salazar en el plató de 'GH VIP'. Mediaset

Complicado es olvidar la pelea que que libró Jorge Javier con Raquel Salazar en la última edición de GH VIP, cuando la hija de esta concursaba en el reality. Raquel, harta de no hablar y de que no se le diese un plano, acusó al catalán de no hacerle ni caso y de hablar siempre con los mismos. Recordar que solo llevaban dos galas, Jorge estalló y la invitó a irse: "Me voy en la pausa. No me voy a levantar delante de las cámaras, porque no me apetece. No me voy a levantar ahora, como si me echases por haber robado en el Bershka una camiseta". 

"¿Cómo se puede ser tan tramposa y decirme ahora que te echo como si hubieras robado? Tratas de ponerme en contra a la gente de tu etnia. Me parece una cosa muy sucia y por ahí no voy a pasar. Ahora soy yo el que no quiere absolutamente nada contigo. Me da pena. No pensaba que eras así", le respondió, cabreado y dolido. Las redes colapsaron contra Jorge. Un motín en toda regla que Twitter se encargaba de rematar con lapidarias frases. "¡Por Dios, recogida de firmas ya! Acabemos con este tío que solo habla de quien le interesa", "Actúa, Change.org", "Que se acabe el reinado de este sinvergüenza", "Eres un pervertido, solo hablas de hombres, y más si son guapos", "Es que ya era hora de que te dijeran la verdad". 

7. Su enganche con Alba Carrillo

Jorge Javier durante su pelea con Alba Carrillo. Mediaset

Este es un enganche épico. La modelo, nada más salir de Supervivientes, se encaró con Jorge Javier en plató después de que este llamara a su madre Lucifer"Yo te quiero un montón, pero vamos a hacer bromitas con otros también y no solo con mi madre, si no te importa", solicitó respetuosa Alba, pero Jorge se reviró: "La gente tiene que ser generosa con la gente que les apoya, como el aquí presente, y yo le digo lo que le he dicho a tu madre de buen rollo. Tenemos buen rollo en las publicidades, ha venido a 'Sálvame' mogollón de veces... pero a ti te pilla de nuevas porque llevas aquí una semana, yo no sé qué te habrá contado ella, pero yo no tengo problemas con ella. Si te molesta lo que le he dicho, a partir de ahora la trato con frialdad y distanciamiento", contestó él con mosqueo. Acto seguido, Alba abandonó el plató de Supervivientes. Otra víctima. 

8. Su ajuste de cuentas con 'Azúcar Moreno'

Las Azúcar Moreno tras su regreso a España desde Honduras. Mediaset

Las Azúcar Moreno hicieron un concurso pésimo en Supervivientes y a las pocas semanas pidieron volver a España, algo que sentó muy mal a Jorge Javier y a la productora. El catalán les leyó la cartilla una vez en España: "No vamos a contar los entresijos contractuales porque, si lo contásemos, vuestra imagen quedaría todavía peor de lo que ha quedado. Tengo que deciros que habéis sido una gran decepción personal y para mucha gente que había apoyado vuestra participación en Supervivientes 2019. Vuestro abandono premeditado, superficial y poco profesional ha hecho que dicha decepción sea todavía más grave, teniendo en cuenta el daño que estáis haciendo al programa con vuestra decisión. Habéis demostrado una gran falta de respeto hacia el trabajo de muchas personas, tanto de la productora como de Mediaset. Tengo que deciros que ya no sois personas gratas en Mediaset y creo que tardaréis muchísimo tiempo en volver a pisar un plató de esta casa", aseveró. Aquello se tomó como una humillación para muchos espectadores. Salieron por la puerta de atrás y sus apariciones en Telecinco desaparecieron. 

9. La noche que estalló contra Mila 

Mila Ximénez durante el rapapolvo de Jorge en 'GH VIP'. Mediaset

En el último GH VIP hubo momentos tensos e insoportables. El caso de Mila Ximénez (68) fue el más tremendo. Su actitud apática no solo cansó al público, también a Jorge Javier. Este le hacía bromas a Ximénez y la obligaba a disfrazarse, y ella se enfadaba. Llegó a decir de Jorge lo que sigue: "Qué poca sensibilidad tiene", "Que se busque a otro monito", "Hay más compañeros de los que reírse aquí, es que no me gusta esta coña continuada".

Y Jorge explotó, muy dolido: "Me he dado cuenta de que me sigue gustando esta profesión porque casi me haces llorar. Yo siempre te he tirado cables porque eres mi mejor amiga y es duro ver cómo tu amiga se lo tomo como una afrenta. ¿Por qué no veis el programa como un equipo que trabaja para que todos lo pasemos bien? ¿Por qué no dejáis de ver enemigos?". En este punto sacó su vena mártir, como ha hecho con Belén: le dio la vuelta a la tortilla y en vez de entender y respetar que a Ximénez no le gustan los disfraces, le reprochó su falta de empatía para con el programa. ¡Manipulación! 

10. Sus duras palabras contra Isabel Pantoja 

Jorge Javier Vázquez durante su ataque a Isabel Pantoja. Mediaset

Pero, sin duda, la bronca de todas las broncas, mucho peor que la de Belén Esteban, fue la que coprotagonizó el catalán en 2017 cuando Isabel Pantoja (63) apareció en El hormiguero y habló regular tirando para muy mal de su amistad con Vázquez. Aquello fue la gota que colmó su vaso y la destrozó viva desde su púlpito de Sálvame: "¿Cree que hacía falta actuar con semejante desprecio hacia alguien? ¿Necesitaba humillar a alguien así? Yo vengo de trabajar, usted viene de la cárcel, del trullo, del talego", un lugar que, por cierto, dijo que "no le había servido de nada": "Una vez que no le sirvo, me da una patada y me envía a la mierda, pero prefiero estar en la mierda que a su lado". Con el paso de los años su amistad se ha arreglado, pero fueron meses y meses de enfrentamiento. 

[Más información: Jorge Javier, eres un desalmado: no te importa Belén ni su dolor, ¡solo disfrutas humillando!]