"Tuve un accidente de coche el sábado", así es cómo Kiko Hernández (43 años) empezaba a contar en Sálvame el suceso que vivió el pasado 20 de junio. Con gesto serio y mirando a cámara, el colaborador ha querido compartir con la audiencia el que posiblemente haya sido uno de los momentos más angustiosos de su vida, un percance con su automóvil que puso en peligro tanto a él como a sus hijas. "Choqué contra un muro", ha dicho el colaborador de televisión ante la mirada atónita de sus compañeros que han querido saber más sobre el asunto.

Noticias relacionadas

"Iba con mis hijas, pero no paso nada", ha dicho para tranquilidad de los telespectadores, y ha asegurado que todos los que estaban a bordo del coche se encuentran bien. A continuación, el madrileño ha relatado cómo sucedieron los hechos: "Era un muro muy bajo, mi coche es alto y la cámara no lo vio. Aceleré para entrar en un MsDonald´s y me quedé ahí".

Kiko Hernández posó junto a sus hijas y su compañeros Mila y Kiko en la revista 'Diez Minutos'.

Un incidente donde el peor parado parece haber sido el propio coche: "Me he quedado sin coche y tengo uno de sustitución", añade Kiko. "Lo primero que hice fue mirar que mis hijas estuvieran bien y me decía "¡Otra vez! ¡Otra vez!"", contaba el colaborador más relajado con una sonrisa dibujada en su rostro. 

"Desde luego... ¡Vaya asco de año! ¡Vaya mierda de año! ¡Qué ganas de que se acabe", exclamaba el colaborador, que ha confesado que tras el golpe vio como varias personas que estaban por la zona fotografiaban el momento. Un material que finalmente no ha visto la luz para tranquilidad de su protagonista, y es que Hernández siempre ha optado por mantener un perfil bajo en lo que respecta a su vida privada. Una decisión que reforzó cuando en 2017 tuvo a sus dos hijas.

Sobreprotección a sus hijas

La paternidad ha supuesto un cambio radical en la vida de Kiko Hernández, algo que él mismo ha reconocido en infinidad de ocasiones, y es que la llegada al mundo de Abril (3) y Jimena (3) ha sido toda una revolución para el colaborador. El que fuera concursante de Gran Hermano no escatima en lo que respecta a sus hijas, y es que las pequeñas son alumnas de un prestigioso centro escolar cien por cien bilingüe donde imparten clases en inglés además de otras de chino y alemán desde edades muy tempranas.

Un lugar que además de cuidar el lado académico, hace especial hincapié en todo lo referente a la salud y el bienestar emocional. Aspectos que para el madrileño son indispensables para el correcto desarrollo de las pequeñas. Además, Hernández cuida con sumo cuidado la intimidad de sus hijas alejándolas totalmente del foco mediático, decisión que considera indispensable a pesar de su faceta como figura pública. Un ejemplo de esto es que en mayo del 2019 envió un comunicado a los medios de comunicación en el que pedía preservar el anonimato de las menores

"Mediante la presente misiva les comunico que es intención de mi representado, D. Francisco Hernández Ruiz, conocido como Kiko Hernández, quien firma conmigo, proteger a sus dos hijas menores de edad frente a cualquier intromisión en sus derechos fundamentales, a su imagen personal y familiar y a su honor". Y prosigue: "Las dos hijas, menores de edad, tienen el mismo grado de protección que cualquier otro menor, independientemente de que su padre sea una persona conocida en los medios por su trayectoria profesional. D. Kiko Hernández no va a permitir ningún tipo de seguimiento ni acoso, ni persecución de reporteros o fotógrafos cuando esté acompañado de sus hijas". 

El comunicado continuaba: "De conformidad con esta protección especial a los menores de edad es ilegítima toda difusión de su identidad o de la imagen de las hijas menores del señor Hernández, incluso pixeladas, por ser contraria a sus intereses". Y concluye: "Por todo ello: 1º, ponemos en su conocimiento que deberán abstenerse de difundir cualquier tipo de información referente a dichas menores de edad o utilizar su imagen de cualquier modo, ni siquiera pixelada. 2º Les requerimos expresamente para que no encarguen, compren, ni realicen fotografías ni reportajes en los que aparezcan sus hijas menores de edad, y para que no publiquen, ni difundan cualquier reportaje que incluya imágenes [...] con el apercibimiento expreso de que se iniciarán las acciones legales y judiciales oportunas". 

En octubre de 2016, Kiko Hernández anunciaba que abandonaba el programa Sálvame de forma temporal para viajar hasta California (Estados Unidos) donde vendrían al mundo sus dos primeras hijas a través del proceso de gestación subrogada. A principios del mes de febrero de 2017, el madrileño ya disfrutaba de sus mellizas y su felicidad se hizo plena cuando las presentó vía exclusiva a través de la revista Diez Minutos, publicación con la que colabora desde hace años. En aquel reportaje no solo ofreció las primeras imágenes de sus dos pequeñas sino que también exhibió los rincones de su nueva casa, adaptada a las necesidades de Jimena y Abril.

[Más información: Kiko Hernandez rebaja el precio de su piso en Madrid]