El 28 de enero de 2019 a las tres de la madrugada aparecía por primera vez en los televisores de toda España Kiko Hernández (43 años) vendiendo joyas, colchones, máquinas de gimnasia o bolsos. Sin ningún tipo de anuncio previo ni promoción, Telecinco cedía media hora de su programación al famoso rostro de Sálvame para ejercer de presentador de un espacio de televenta.

Noticias relacionadas

Mejor llama a Kiko es el nombre del programa que el ex gran hermano lleva liderando ya más de un año junto a su compañera Elena de José. Temporada tras temporada ha ido renovando su emisión gracias a la audiencia que les acompaña con fidelidad a pesar de las altas horas a las que se llega a los hogares. Cada día se se emite en Telecinco a las 2:55 horas hasta las 3:25 horas, pero también puede verse antes en Be Mad y después en FDF. Por lo que Hernández abarca hora y media de programación televisiva nocturna en los canales Mediaset.

Cuando el pasado 13 de marzo se decretó el Estado de Alarma, algunas cadenas decidieron cambiar su escaleta de programas y contenidos para adecuarlo a la información sobre el coronavirus. Los espacios de corazón y prensa rosa desaparecieron las primeras semanas y todo se convirtió en un goteo constante de datos y voces expertas hablando del Covid-19.

Sin embargo, programas de entretenimiento se han mantenido intactos y más aún los icónicos de Telecinco, como Supervivientes. De hecho, los datos de audiencia en general han aumentado de forma exponencial debido al confinamiento obligatorio y esto ha ayudado a que la cadena de Paolo Vasile (67) no se planteara cerrar ninguno de sus bazas más exitosas. Cosa que no ha ocurrido en TVE, pues Operación Triunfo sí tuvo que cerrar su Academia ya que el concurso apenas tenía sentido sin la celebración de sus galas.

Mientras, espacios como el de Mejor llama a Kiko se mantienen vivos y con cifras de audiencia estables. Siempre ha tenido una acogida de alrededor del 2,5 por ciento de share, y en esos parámetros se está estableciendo también durante el confinamiento, aunque obtiene picos que resaltan y se acercan al cinco por ciento en determinadas noches.

Esto ocurre en los horarios nocturnos de los jueves y domingos -madrugadas del viernes y del lunes respectivamente-. ¿Por qué sube su audiencia? Esos dos días son citas especiales para los seguidores de Telecinco. Las galas más relevantes de Supervivientes se emiten esos días y su público está acostumbrado a trasnochar para ver el programa hasta el final. Esto significa, que la audiencia seguía despierta cerca de las dos de la madrugada y facilitaba que se produjera un arrastre hasta la emisión de la teletienda de Kiko Hernández.

Sin embargo, desde el 19 de marzo, cuando se habló de la imposición real del confinamiento en casa, Mediaset decidió acortar la duración del programa y finalizarlo una hora antes de lo normal. Así se está haciendo desde la mencionada fecha pero el hecho de que el teletrabajo se haya masificado, hace que el número de trasnochadores también haya aumentado.

Además, Mejor llama a Kiko ha sabido sacar partido a la situación y ofrecer a la gente lo que ahora más necesita. De su catálogo de productos ha rechazado estos días los más superficiales y por el contrario su oferta se centra en artículos sobre salud, bienestar o cursos. Los primeros son muy demandados por la petición masiva de la ciudadanía por cuidarse mejor en este momento, y los cursos están en auge ya que el confinamiento ofrece la posibilidad y el tiempo que requiere hacerlos, algo que no se tiene en el día a día. Está claro que Kiko Hernández no pierde el tiempo y ha podido dejar grabados decenas de programas mientras él permanece en su casa junto a sus hijas, Abril y Jimena, de 3 años de edad.

[Más información: Kiko Hernández rebaja el precio de su casa de Madrid un mes después de sacarla al mercado]