El día ha llegado. Este miércoles ha tenido lugar el estreno de la tercera temporada de Lazos de sangre, el programa de TVE presentado por Boris Izaguirre (54 años). Había mucha expectación en este regreso del que se ha convertido en uno de los espacios de verano de más éxito para el ente público. Ya no solo por lo que simboliza el espacio en sí, que también, sino por la nueva incorporación que la productora ha fichado: Rocío Carrasco (43). Como aseguraba hace unos días Izaguirre en JALEOS durante una entrevista, "el morbo estaba servido". 

Noticias relacionadas

Y de qué manera. Al filo de las 22:10 horas de la noche ha dado comienzo Lazos de sangre. La noche dedicada a la figura de Carmen Sevilla (89). Y después de la presentación de rigor del resto de insignes colaboradores -entre los que están Jaime Peñafiel (88), Rosa Villacastín (73), Alaska (57), Agustín Bravo (59) y Carlos Ferrando-, Izaguirre ha ido en busca de ella, de Rocío Carrasco, quien se encontraba en un set aparte, y había sido anunciada en un recuadro de la pantalla minutos antes. 

Boris en su encuentro con Rocío Carrasco en 'Lazos de sangre'. TVE

Con un chándal rojo pasión -que ha dado mucho de qué hablar- y su mítica leonina melena rubia y rizada, rapada por los laterales, la hija de Rocío Jurado ha pisado un plató de televisión cuatro años después de alejarse del medio. "Permítanme que traiga a alguien muy especial, a quien Carmen Sevilla arropó en su momento más duro hace 14 años cuando murió su madre", avanzaba el presentador ante un primer plano de Carrasco. "Qué espectacular estás, qué bella. Esta es tu incorporación y tu regreso a la televisión cuatro años después", la ha presentado Boris. 

Ella, sonriente, ha asegurado: "Estoy encantada de volver a TVE, la primera televisión en la que trabajé. Es casa para mí". Acto seguido, el programa le ponía las imágenes en las que Carmen la consolaba en el entierro de su madre, Rocío Jurado, en 2006. Emocionada, a la vuelta Rocío hija comentaba el vídeo: "Carmen me dijo unas palabras muy tiernas, pero las imágenes son muy duras para mí. Durísimas. Carmen se acercó y me dijo 'se nos ha ido muy pronto, pero contigo estaré siempre'. ¡Empezamos bien el programa y sin poder tocarnos!. Hace tiempo que comprendí que sí, que mi madre estará siempre conmigo". 

Izaguirre le pregunta en ese momento por aquel fatídico día, tan falto de consuelo aún teniéndolo. "En ese momento no entiendes nada y no hay nada que te reconforte. A lo largo de los años hay cosas que se te quedan y cosas que no. Esa sí se me quedó. Vas pensando y lo que me dijo tenía toda la razón del mundo", ha explicado Carrasco. 

Una vez en plató, tanto ella como Boris se dirigen al centro del mismo y continúan la charla, alargando los minutos. Algo que ya comenzaba a molestar a algunos usuarios de Twitter que veían cómo el programa le daba más minutos a Rocío que al resto de colaboradores. Incluso, una fan de Carmen Sevilla se ha indignado. Las críticas han sido muchas, también el "peloteo" que, según Twitter, el programa le ha dispensado a Carrasco. Eso sí, ha habido quien la ha defendido a ultranza calificándola como "reina". La red, dividida.  

En ese punto, y ajenos a la polémica, Boris le ha preguntado a Carrasco por la fama y por las personas célebres que ha conocido en suerte. "He conocido a grandes artistas, pero sobre todo a las personas. Son gente mía, que pertenecen a mi vida, nunca los he visto con eso de 'huy, son artistas'. Son mi gente", ha puntualizado. ¿Cómo recuerdas a Carmen?, ha interpelado Izaguirre: "A Carmen la recuerdo con ternura, es ternura en sí. Entrañable. Es una persona demasiado transparente, en ocasiones para su perjuicio. No tiene esa maldad, malicia entre comillas. Se malinterpretaban sus palabras por su bondad". 

El programa ha aprovechado la colaboración de Rocío para preguntarle por su madre, sin el popular apellido: "Mi madre no era diva en casa. Nada, te la veías haciendo lentejas cuando llegabas. Estaban buenísimas, cocinaba muy bien. Le hubiese encantado estar en MasterChef CelebritySiempre la tengo presente, por cada cosa que me pasa o pienso, por un refrán que digo, me estoy volviendo refranera... Me parezco a ella en muchas cosas, no en todo... La voz no me ha tocado, por ejemplo. Sí en cómo comportarme escénicamente". En su opinión, a la Jurado le habría embargado la pena al saber que Carmen Sevilla padece alzheimer: "Mi madre lo hubiera vivido con mucha pena. No puedo decirte otra palabra que lo describa mejor. Era una enorme amiga".  

Antes de dar comienzo al documental sobre Sevilla, Rocío se ha sincerado con Alaska, su compañera de programa, contando una divertida anécdota con su madre: "A mi madre la tenías crucificada. Yo hoy estoy cumpliendo uno de mis sueños, eras y eres mi ídolo, pasión es lo que tenía por ti. Quería peinarme como tú, tener las uñas como tú. Y mi madre me decía que tenía 13 años y que no podía ir de luto todo el día, que no se me había muerto nadie. Decía 'yo a la Olvido le voy a decir que si no se puede poner algo amarillo, que si todo tenía que ser negro'". El pasaje ha despertado la carcajada de todos. 

Su comentado 'outfit'

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención de la audiencia en el debut de Rocío Carrasco ha sido el outfit que ha escogido: Carrasco ha optado por un chándal de la firma Puma, con aires glam y tejido satinado. Chaqueta de estilo deportivo, pero con solapas de blazer cortita y pantalón a juego.

 

[Más información: Rocío Carrasco 'planta' a la prensa en la presentación de 'Lazos de sangre']