Supervivientes 2020 ha puesto el broche de oro a su edición este domingo, como cada año, en un debate final con todos los concursantes. Así, muchos de los rostros del reality han pisado el plató por primera vez desde que comenzara esta aventura. Es el caso de José Antonio Avilés (24 años) e Ivana Icardi (25), que tras ser expulsados tuvieron que guardar la correspondiente cuarentena.

Noticias relacionadas

La gala ha contado también con el ganador, Jorge Pérez (36), y sus dos finalistas, Ana María Aldón (43) y Rocío Flores (23). Además, un sonriente Hugo Sierra (46) ha reaparecido pese a que en la final decidió abandonar la televisión al quedar en cuarta posición y ni siquiera estuvo presente para felicitar al ganador.

El uruguayo ha mostrado un sentido del humor que en la isla parecía haber muerto, siguiendo las bromas de Jorge Javier Vázquez (49) y protagonizando un evidente tonteo con Ivana: "Estás muy guapa", decía nada más verla.

El tonteo entre Hugo e Ivana ha sido evidente. Mediaset

La belleza de su compañera parece haberle sorprendido más que la noticia de la ruptura entre su otra ex, Adara Molinero (26), y Gianmarco Onestini (23): "Era obvio que iban a durar dos telediarios", comentaba. Una valoración ante la que Ivana le lanzaba un 'zasca' con resentimiento: "Nosotros no duramos mucho más".

Otra de las protagonistas de la noche fue Ana María Aldón, que además de repasar la gran experiencia personal que para ella ha supuesto Supervivientes, ha tenido que enfrentarse a algunos de los acontecimientos que han sucedido en España mientras estaba en Honduras.

Las finalistas han pisado el plató por primera vez. Mediaset

La esposa de José Ortega Cano (66) ha visto cómo su cuñada, Conchi Ortega, criticaba su paso por el concurso en una grabación que emitía el programa Sálvame y la insultaba. "Yo no creo que lo haya hecho con mala intención, simplemente le ha sentado mal. Es la hermana de mi marido y la respeto", respondía la diseñadora.

"Yo me llevo bien con todo el mundo porque no entro en conflicto con nadie", expresaba sobre su relación con la familia de su marido. Además, relataba que su entrada en la vida del torero "fue complicada", aunque asegura no haber sentido desprecio por parte de ningún familiar. "Mi marido me apoyaba tanto que me importaba cero lo que pensaran los demás", confiesa Ana María, que ha defendido tajantemente su posición en la vida de Ortega Cano: "No soy ninguna vagabunda, a mí nadie me ha recogido de la calle".

Sobre las críticas y las revelaciones que Kiko Jiménez (28) ha hecho sobre ella, la diseñadora no ha querido entrar en polémica: "No me parece nada, yo lo quise muchísimo y prefiero no hablar de él", respondía. Quien sí quiso valorar la actuación de Kiko fue Rocío Flores: "Me parece un sinvergüenza, debería haber tenido más respeto por el que ha sido su suegro y por cómo le hemos cuidado", criticaba.

La hija de Antonio David Flores ha aclarado, además, su comentada relación con Barranco (25) en la isla, desmintiendo haber sentido ningún tipo de atracción por él: "Nunca le he mirado con esos ojos. Tengo una relación de cuatro años con mi novio, al que quiero con locura. Barranco ha sido para mí un apoyo muy importante pero ambos hemos sabido siempre los que sentíamos el uno por el otro y el respeto que tenemos por nuestras parejas".

[Más información: 'Supervivientes 2020', sus mejores momentos: del 'planchazo' de Rocío al rapado de Aldón]