Adara Molinero (26 años) y Gianmarco Onestini (22) han dado un paso más en su relación y han puesto a prueba su amor contestando a varias preguntas profundas sobre su relación en el PoliDeluxe de Conchita. Aunque las confesiones de la pareja pasaron a un segundo plano tras el testimonio que ofreció la exazafata sobre su relación con Hugo Sierra (46). Desde la entrada a Supervivientes del uruguayo y Elena, la madre de Adara, se ha reabierto la herida. 

Noticias relacionadas

La joven se ha sentado en Sábado Deluxe para hablar sin tapujos de los momentos más trágicos que vivió con su exnovio. Adara ha manifestado que se sintió completamente sola en Palma, alejada de su familia y sus amigos. "Nadie sabe lo que yo pasé en Mallorca. Fue muy duro. No tenía a nadie ni a mis amigos ni a mi familia. Solo lo tenía a él pero era como si estuviera con un compañero de piso porque era muy frío conmigo y no me hacía caso", ha empezado contando en una breve entrevista con el presentador.

Adara Molinero, en el plató.

La bronca de su madre y Hugo Sierra en la isla ha destapado la tensa relación que mantenían ambos durante el noviazgo. La ganadora de Gran Hermano Vip ha corroborado lo que desveló su madre a sus compañeros de aventura: Hugo Sierra le impidió asistir al parto de su hija y no permitió que Elena pasara unos días en la casa en la que ambos vivían.

"Hugo, desde un principio, no quería que mi madre fuera, y no quería que estuviera en casa. Pero, ¿sabes cuando entras en una dinámica de no querer discutir, justificar las cosas y querer estar bien por encima de todo?", ha comentado Adara, visiblemente afectada.

Al hablar sobre la familia del uruguayo, la exmodelo reconocía que sí se sintió respaldada y querida por ellos. "Se portaron bien conmigo al igual que yo con ellos. Me da pena pero ellos no pueden hablar porque la que estaba en casa con Hugo era yo", aseguraba insinuando que no fueron capaces de vivir la realidad de la relación. Ha confesado haberse sentido querida, "pero ahora ya no, nada. Quizá todo esté ensuciado por el dolor, han pasado cosas tan dolorosas que ahora prioriza el dolor".

Adara Molinero, durante la entrevista.

También le dedicaba unas palabras a la madre de Hugo Sierra:"Yo sí busqué consuelo en ella pero no lo encontré. Una vez me dijo que su hijo era su hijo y que siempre le iba a dar la razón. No me acuerdo por qué fue, yo creo que hubo algún rocecillo", explicaba sin poder evitar mostrar tristeza en sus palabras. El desconsuelo que pudo sentir por entonces ha sido evidente.

Aunque ahora lo que más le preocupa y entristece a Adara es la tensa relación que mantiene con su padre. Desde que decidió separarse de Hugo, su progenitor se ha alejado de ella. "Le dije que le necesitaba y que he pasado un momento muy difícil, y no lo ha entendido. Me dice que lo he hecho muy mal. Le cuento situaciones que pasaban y todo lo justifica", comentaba Adara sobre la actual relación con su padre, con quien ha confirmado que "no se habla" desde hace algo más de una semana. De hecho, su padre se ha olvidado de felicitar el cumpleaños de su nieto. 

Adara Molinero con Jorge Javier, en la entrevista.

La soledad que vivió Adara durante su convivencia con Hugo Sierra le hizo replantearse la relación. Pasaron de ser una pareja normal a simplemente compañeros de piso: "No tenía a mis amigas, a mi familia, y él (Hugo) era como un compañero de piso... Era muy frío, no me hacía mucho caso, es bastante independiente". También, la exazafata desveló que recibió varios insultos por parte del concursante. 

[Más información: El radical cambio de 'look' de Adara Molinero: así es su nueva melena pelirroja]