Son muchos los seguidores que califican de "edición histórica" la que se ha vivido en este Supervivientes 2020. Tres meses intensos en los que ha pasado de todo en Honduras. Broncas, amor, rencillas, alianzas insospechadas, trampas, deslealtades, pruebas durísimas y climatología adversa. A todo ello se han tenido que enfrentar los concursantes de esta edición, que ha sido la más larga de la historia, demostrando estar hechos de otra pasta y dejando claro que llevan dentro un gran espíritu de supervivencia.

Noticias relacionadas

Como es lógico, las anécdotas se cuentan por miles, pero si hay que quedarse con los mejores momentos a nivel mediático, estos se resumen en 10. ¿Quién no se acuerda de ese momento en que Rocío Flores (23 años), hambrienta, se lanza a la mesa en plancha para comerse su parte de flan? ¿Y ese momento en que Yiya se quita por primera vez la peluca ante Jorge Javier Vázquez (49) y los espectadores? Por no hablar del taparrabos de Albert Barranco (25) y del día en que Ana María Aldón (43) se rapó la cabeza a cambio de tres platos de cocido. Definitivamente, la edición 2020 ha dejado grandes momentos para la historia televisiva. 

1. El planchazo de Rocío Flores

Rocío Flores se ha convertido en una de las protagonistas indiscutibles de esta edición de Supervivientes. Y regaló un gran momento a la audiencia durante un Tierra de nadie. Los concursantes se enfrentaron a un complicado duelo que tenía como recompensa un suculento flan tamaño XXL. Los supervivientes lo dieron todo para lograr el postre gigante aunque finalmente fue el equipo de 'los mortales' el que se hizo con él. Cuando la organización del programa les entregó el flan, las caras de los concursantes lo decían todo; y es que, la comida estaba haciendo mella en ellos. En cuanto les dieron permiso, comenzaron a disfrutar de la recompensa aunque el momento de oro lo dio Rocío Flores al lanzarse en plancha sobre la mesa de madera donde se encontraba el flan. 

2. El momento en que Yiya se quita la peluca

Ha sido uno de los perfiles más guerrilleros de la edición y su enfrentamiento y enemistad con Rocío Flores ha dado mucho de qué hablar. Pero también ha sabido sacar su parte cómica. Si en Supervivientes 2019 fue Mahi Masegosa la que no se despegaba de sus pelucas ni a sol ni a sombra, esta edición ha sido Yiya. En la primera gala dejó impactados a todos al definirse como "una tía capaz de raparse el pelo" mientras se quitaba la peluca. Todo un golpe de efecto que escandalizó al propio Jorge Javier.

3. Hugo, Ivana y su noche de amor

Su historia de amor empezó bien y acabó muy mal cuando Hugo Sierra rompió de forma unilateral con Ivana. Pero su amor ha dejado grandes momentos. Tuvieron un flechazo en la primera semana de concurso y no tardaron en dar rienda suelta a su pasión bajo un edredón. Fue una noche intensa en la que, incluso, no dejaron dormir a algunos compañeros, pero no fue la única. Tuvieron varios encuentros amorosos, que no fueron suficientes para salvar su relación. 

4. El 'Coco Quiz' de cultura general 

Una de las míticas pruebas de Supervivientes es la del Coco Quiz, donde los concursantes tienen que responder a cuestiones de cultura general. Un divertido juego en el que podemos participar desde casa. Este año "Las meninas' de Picasso" o el "hueso esternocleidomasteoideo" fueron algunas de las hilarantes respuestas de los supervivientes. Elena protagonizó uno de los momentos más comentados de la noche. En su pizarra aparecía la palabra "Beladqued", que llegó a convertirse en 'trending topic' en Twitter. Dijo que no sabía si era "con be o con uve". Jorge Javier Vázquez soltó: "¿Pero qué pone ahí? Quítale los calamares que ha ganado". La concursante corrigió parte de su error: "Termina en zeta, por cierto, ¡lo siento!".

5. El rapado de Ana María Aldón

Fue uno de los momentos más épicos de la edición selvática. Tres cocidos madrileños significan son un manjar cuando eres un náufrago y tienes hambre. Por eso Ana María Aldón no dudó en aceptar el precio de raparse el pelo a cambio del banquete. Uno a uno, sus compañeros fueron cortándole su larga melena para acabar pasándole la maquinilla al 1,5. Las caras de la superviviente lo decían todo al ver cómo se iban cayendo grandes mechones de su pelo.

6. El taparrabos de Albert Barranco

Así como la mujer de Ortega Cano hizo ese gran sacrificio, Barranco hizo lo propio, esta vez por dos sabrosas pizzas barbacoa que le ofrecieron en la 'noche de las tentaciones' de Supervivientes. Por eso, a tiempo indefinido, Barranco aceptó ir en taparrabos durante varios días. Lejos de dejarse llevar por la vergüenza, el superviviente lució orgulloso su taparrabos a pesar de las burlas de sus compañeros. 

7. El llamamiento de Rocío Flores a su madre

Lara Álvarez y el médico del equipo comunicaron a los concursantes durante una entrega de Tierra de Nadie todos los detalles del coronavirus que asolaba a España, y algunos de los supervivientes recibieron mensajes de sus familiares, pero sus reacciones no dejaron indiferente a la audiencia. Llamativa fue la de Rocío Flores que no solo no pudo contener las lágrimas al escuchar el mensaje de su padre, Antonio David Flores, sino que lanzó un mensaje desesperado a su madre Rocío Carrasco para conocer su estado de salud. "Llevo 7 años sin saber nada de mi madre y que pase eso y que no sea capaz de mandarme un mensaje… Me dan ganas de irme. Necesito saber que está bien", decía entre lágrimas.

8. El tiburón que casi ataca a Ana María 

El momento en que Avilés no socorre a su compañera. Mediaset

Ana María Aldón José Antonio Avilés salieron a pescar algún pez para la cena, pero se encontraron con algo que no se esperaban. "¡Un tiburón! ¡Un tiburón!", comenzó a exclamar la mujer de Ortega Cano mientras nadaba hacia la orilla. En un principio, ni su compañero de pesca ni el resto de supervivientes entendían lo que estaba gritando. "¡Ve a ayudarla!", exclamó Rocío Flores desde una roca, preocupada por lo que podía estar ocurriendo. Sin embargo, cuando Avilés logró entender que estaba huyendo de un tiburón, entró en pánico y siguió la misma estrategia que Ana María

9. La "vida paralela" de Avilés 

Mientras José Antonio Avilés participaba en Supervivientes, salieron a la luz muchas informaciones sobre el cordobés que apuntaban a una vida llena de mentiras. Tras ser expulsado y conocer toda la polémica que le esperaba en España, Avilés respondió por la "vida paralela" que había creado en una extensa entrevista con Jorge Javier. En Honduras comenzó una trama que aún mantiene enganchados a los espectadores por todas las consecuencias, legales y no, a las que podría enfrentarse el superviviente.

10. La dura confesión de Elena

Elena Rodríguez dejó sobrecogida a la audiencia con el relato sobre su pasado. La superviviente confesó en El puente de las emociones que su dura infancia le ha acarreado severos problemas de confianza y autoestima a lo largo de su vida. "Cada correazo que mi madre me daba me hacía sentirme más pequeña", contaba en un impresionante testimonio que hizo llorar a Lara Álvarez (34).

[Más información: Ana María, Rocío, Jorge o Hugo: este es mi ganador (y mi gran perdedor) de Supervivientes 2020]