De un modo u otro, la música está jugando un papel fundamental para hacer más llevadero el confinamiento. Conscientes de ello, en El Hormiguero decidieron este miércoles tener como invitados a dos artistas de este ámbito, ambos, además, con una gran proyección internacional: David Bisbal (40 años) y Ainhoa Arteta (55).

Noticias relacionadas

Pero el que dio el primer cante de la noche fue Pablo Motos (54). El presentador del talk show no hizo esta vez su habitual monólogo de recomendaciones, sino que se dedicó a lanzar dardos a diferentes personas y colectivos. Para empezar, se preguntó "¿qué pasa ahora con los antivacunas? Que no se las pongan, es como si el presidente del Gobierno dice que no se fía de una persona y luego la nombra vicepresidente", en una nueva alusión a Pedro Sánchez (48) y Pablo Iglesias (41).

Después de gastar una broma con el cierre de los comercios chinos ("creo que el Gobierno español debería esperar a que abrieran para iniciar la desescalada, puesto que fueron los primeros en cerrar"), se metió con algunos runners: "Estoy deseando ver a los Usain Bolt de garrafa, de los que va a agradecer que solo se pueda salir un kilómetro". Tras estas bromas parecía que Motos por fin se iba a lanzar con su speech, pero lejos de eso se mofó del epidemiólogo Fernando Simón (57): "¿No os parece que sus respuestas son cada vez más largas? Parece que duerme en un coche y cada vez se le ha ido agudizando más la voz, cuando habla se dan la vuelta los delfines".

Tras el paso por la publicidad, ya sentado en la mesa junto a Luis Piedrahita (43), Marron (40) y El Monaguillo (46), Pablo Motos volvió a criticar al Gobierno. "Vamos con el tema del día. El plan de desescalada en los cuatro pasos no lo han entendido ni los miembros de Los Lobos de BoomEstamos en un caos".

Bien acompañado

Después de que la tertulia derivara a un tono más humorístico, llegó la primera entrevista de la noche, con David Bisbal como protagonista. El almeriense está confinado con su mujer y su hija, algo que para él es una bendición: "Siempre me ha pesado mucho viajar, este confinamiento he estado con mi familia y me ha venido muy bien. Con toda la preocupación que tenemos, pero sinceramente trato de vivirlo de la mejor manera posible". Eso sí, la casa de Bisbal también tiene espacio para perros: nada menos que cinco, según confesó él mismo.

A nivel profesional, lo más novedoso es su colaboración con Aitana (20), cuyo videoclip ha surgido de la fusión de los vídeos grabados cada uno por su lado en su casa. En este sentido, Bisbal reconoció que su pareja le "ayudó muchísimo", tanto con el corte de pelo como con aspectos de la grabación de un tema que parecía que estaba abocado a quedar en un segundo plano: "Pensaba que teníamos el videoclip perdido, pero después de dos semanas llamé a Aitana y le dije que deberíamos hacer algo, incluso con un teléfono. Al final ha quedado un vídeo precioso con gente que está en su casa y con otros que están peleando contra esto, como enfermeros".

A Motos le llamó la atención esa parte de que su esposa, Rosanna Zanetti (31), le cortara el pelo y si él se fiaba de ella: "En ese momento, le pregunté si alguna vez lo había hecho. Me dijo que no. Iba a recortándome yo por otro lado. Fue un momento muy gracioso y lo hemos disfrutado", aseguró. Sin embargo, el presentador de El Hormiguero siguió rascando y le preguntó si la situación se daría al revés: "Creo que ella no se dejaría cortar el pelo por mí. No sé qué va a pasar en la cuarentena, porque me he metido en la cocina a saco y he sido el cocinillas de la familia y se han comido todo".

Antes de despedirse, Bisbal pidió que se tenga en cuenta a todos los profesionales del mundo de la música que lo van a pasar mal con la situación que se avecina:

Casi un zoo

Pocos minutos después le llegó el turno a Ainhoa Arteta. La tolosarra quiso dar un aplauso al equipo de El Hormiguero por hacer reír a la gente. Después de ello contó su particular forma de pasar el confinamiento: "He pensado que un piso de confinamiento para mí sola no me vendría mal: además de mi familia, tengo siete perros, cinco gatos y dos loros".

La presencia de tantos animales y especialmente de las aves tiene un origen curioso: "El comandante tiene el cielo ganado. Salimos mi hija y yo a comprar faldas y volvimos con dos loros. A mí me gusta el caos. Eso sí, un día de esos de confinamiento los saqué al jardín y el macho salió volando, pensé que se había ido a buscar a otra".

Tras ello Pablo Motos, quiso saber si cuando Arteta discute saca a pasear su potente voz. La soprano le sacó de dudas: "La verdad es que no grito, solo miro. El comandante es más de gritar, yo pongo mirada de velociraptor combinada con tyranosaurux. Me puedo ir a la cama sin hacer las paces, de hecho me voy a otra cama, sin ningún problema".

Hablando más en serio, su visión sobre el futuro es ligeramente optimista: "Creo muchísimo en la humanidad, sobre todo España es un país que se sabe reinventar. No va a ser fácil. Creo que cada uno barre para lo que tiene, pero no nos olvidemos de que el mundo está hecho de música, lo tienen como algo secundario, la cultura, y es un error. Debería de plantearse algo los dirigentes del país para ayudar a los teatros que van a abrir al 50%. Pero en el ámbito general vamos a necesitar muchas ayudas, no sólo económicas, sino sociales. Los profesionales más demandados van a ser los psiquiatras y los psicólogos", expuso.

[Más información: Chicote, sobre el futuro de los restaurantes: "Mantener el 100% de la plantilla nos llevará a la ruina"]