Este martes se han efectuado serias medidas de prevención y de urgencia por el contagio del coronavirus en los platós de televisión de Mediaset. La primera en anunciar en su programa que no contará con público en sus gradas ha sido Ana Rosa Quintana (64 años), quien ha enfocado la grada vacía para subrayar la concienciación de la cadena. Pero lo que parecía algo puntual o 'aislado', se ha hecho extensible a Sálvame y a todos los programas de la cadena de Fuencarral. 

Noticias relacionadas

La cadena, momentáneamente, cierra sus puertas al público. Así lo ha anunciado Carlota Corredera (45) en el espacio vespertino de Telecinco, que, como excepción dada la alarma social, ha prescindido también de su fiel público. Un hecho sin precedentes en la historia del espacio que, durante todos sus años de emisión, nunca antes se había tenido que ver obligado a tomar esta medida. Corredera, que ha empezado el programa liderando una mesa de debate sobre el coronavirus, ha explicado a la audiencia la situación: "Esta es una imagen inédita en tantos años de programa. Hoy, 10 de marzo, nuestra grada del público está vacía"

Eso sí, ha dejado claro que esta decisión obedece únicamente a la responsabilidad de la cadena ante la situación vírica que azota al país: "Se trata de medidas preventivas por precaución. Por eso, en los platós de Mediaset no habrá público en los próximos días". Así y todo, programas como El Tirón, Mujeres y Hombres y Viceversa, Todo es mentira, Supervivientes o Viva la vida verán modificada su estructura a nivel estético hasta nuevo aviso. 

Ana Rosa e Italia, los primeros 

En la mañana de este martes ha sido la propia Ana Rosa quien ha enfocado hacia la grada donde se sientan los espectadores para hacer ver que se encontraba vacía. Y es que, una de las prevenciones es que las personas tomen distancia física de, al menos, un metro. Teniendo en cuenta el espacio de que dispone el programa matutino de Telecinco para el público, se ha determinado también que, como medida, no asistan personas para ver en directo AR

Hay que puntualizar que Ana Rosa, y ahora Sálvame, han seguido la estela del país transalpino, ya que hace unos días se conocía la información de que Gobierno aprobaba la prevención de un metro de distancia entre las personas, decretando como prohibidos de forma temporal todos los eventos sociales, culturales y deportivos que impidan respetar dicha distancia interpersonal. Esta medida afectaba directamente a la producción de programas televisivos en el país. En esa línea, si no se respetaba el metro de separación, las cadenas tendrán solo dos opciones: grabar sin público o cancelar los programas.

La Corrida, presentada por el conocido Carlo Conti, ha sido uno de los programas de primetime italianos que se han visto cancelados debido al nuevo decreto ley del Gobierno de Conte. Semanalmente, en la cadena pública Rai 1, los concursantes de este programa demuestran sus extravagantes habilidades ante los espectadores del principal canal del país. Por el momento, sin embargo, no podrá emitirse hasta nueva orden, dado que uno de sus puntos fuertes de su producción es precisamente la presencia de un público que aplaude o pita a los participantes en juego. En este caso se mezcla una disposición legal con una elección de producción.

[Más información: Ana Rosa Quintana presenta su programa sin público como medida contra el coronavirus]