Isabel Pantoja (63 años) está nerviosa. Podría decirse que no tiene motivos para ello, pero la realidad es que sí. Este viernes 6 de marzo, la última grande de la copla vuelve a los escenarios, el lugar que siempre ha sido su hábitat natural, para ofrecer su primer gran concierto después de dos años de silencio en lo relativo a la música. A las 21 horas de la noche caerá el telón e Isabel Pantoja pisará las tablas con su bata de cola ante más de 15.000 personas dispuestas a disfrutar de la voz, el baile y el arte de la artista. 

Noticias relacionadas

Según ha podido saber JALEOS a través de fuentes cercanas a la intérprete de Marinero de luces, "Isabel está de los nervios y es normal. No son nervios porque no crea que puede hacerlo sino por la responsabilidad que supone volver y de esta manera. Además, en Madrid, eso siempre impone". Estas mismas personas señalan que Pantoja no es supersticiosa en ese sentido porque ella "se encomienda a Dios" y "reza, reza muchísimo y sin parar". En su camerino, lo de siempre: para ella mucha fruta, agua fresca y Coca-Cola Light. Para sus músicos: refrescos, jamón, queso y en ningún caso bebidas alcohólicas. 

Isabel Pantoja tras cenar con el consejero delegado de su cadena, Paolo Vasile. Gtres

La tonadillera, que llegó a Madrid este pasado miércoles 4 de marzo para llevar a cabo sus ensayos finales y sus últimas pruebas de vestuario, tiene claro que quiere estar espectacular para sus fans. No solo será analizada minuciosamente por todos los que la aman sino también por los que no la quieren tanto. Los medios de comunicación cubrirán su retorno y ante eso, Isabel ha decidido hacerse unos pequeños retoques estéticos de los que este medio tiene todos los detalles.

Tal y como ha podido saber este diario, Isabel Pantoja acudió la semana pasada a un clínica de medicina y cirugía estética en Sevilla. En concreto, la madre de Kiko Rivera (35) volvió a ponerse en las manos de la doctora Carmen Danta García de Castro de la Clínica Marest para realizarse varios tratamientos faciales.

Primero una gran limpieza facial con punta de diamante -tratamiento no invasivo y una de las soluciones de belleza más actuales en lo relativo a la higiene del rostro-, unas vitaminas para dar luminosidad a la cara y un poco de toxina botulínica -conocido comúnmente como bótox- para eliminar las arrugas de la frente y todo el tercio superior de la cara. 

Un gran momento para Isabel

Isabel Pantoja en la presentación de 'Idol Kids'. Gtres

Isabel Pantoja se encuentra en un momento muy equilibrado de su vida. Tras años de polémica sentimentales, tiranteces familiares e incluso una dolorosa estancia en prisión, la cantante vive un momento glorioso. En el ámbito laboral, no solo vuelve a los escenarios para entonar nuevos temas como Enamórate sino que el próximo lunes 23 de marzo, tal y como adelantó este periódico en primicia, empezará a emitirse Idol Kids.

El talent-show de Telecinco donde Pantoja ejerce de jurado promete convertirse en uno de los programas estrella de la temporada e Isabel ha podido desempeñar no solo su faceta artística sino también su siempre infalible versión televisiva.

En el ámbito personal, parajódicamente, un duro golpe para su familia ha provocado un tiempo de paz entre sus hijos. Tras la muerte de Mayte Vázquez, madre de Irene Rosales (29) y consuegra de Isabel, la tensa relación entre los hijos de la cantante, Kiko e Isa, ha vuelto a ser la que era. 

Tras la participación del DJ en el programa GH Dúo y tras confesar sus problemas de adicción con algunas drogas, Chabelita concedió una entrevista exclusiva donde desveló que su hermano le dio a probar la marihuana. 

Kiko Rivera e Isa Pantoja en el plató de 'Supervivientes'.

"Él nunca me previno del peligro de las drogas. Le di dos caladas al porro que me ofreció y casi me muero", confesó en Lecturas. La joven sostuvo, además, que su hermano no ingresó en un centro de desintoxicación por decisión de su madre: "Kiko quería ingresar en un centro, ahora sé que para quitarse de las drogas y mi madre le dijo que no. Yo la escuchaba hablar por teléfono: 'Mi hijo no va a ir a un centro, se queda en casa".

Pero ahora todo eso forma parte del pasado. Isabel Pantoja tiene nuevos proyectos, un disco a la vuelta de la esquina, un concierto inminente y a todos los suyos bien organizados desde que pusiera un pie en Telecinco. Su hija colabora en El programa de Ana Rosa, su nuera Irene es tertuliana fija de Viva la vida y su sobrina, Anabel Pantoja (33), ya forma parte del núcleo sólido del programa Sálvame en sus versiones Limón, Naranja y Banana.

El modus vivendi de su hijo en general sigue siendo la música. Quién sabe si este próximo viernes Isabel y Kiko sorprendan a todos con un dueto como ya hicieran anteriormente en una actuación donde Pantoja, bastante antes de que Rosalía (26), decidiera mezclar el flamenco con el reggaetón

[Más información: El reproche de Isabel Pantoja a Carlos Sobera y una sorprendente confesión: su visita a 'Volverte a ver']