Parece que la calma ha llegado a la vida de kiko Rivera (36 años), tras un mes convulso marcado por la muerte de la madre de Irene Rosales (29). Precisamente con su mujer ha coincidido este domingo en el plató de Viva la vida, el programa en el colabora la joven desde hace unos meses. El hijo de Isabel Pantoja (63) ha aprovechado su paso por Telecinco para explicar qué relación mantiene ahora con sus hermanos y recordar el peor error de su vida.

Noticias relacionadas

El dj ha reconocido que ya ha hecho las paces con Chabelita Pantoja (24) y mantienen el contacto a diario. "Hoy he estado hablando con ella. Mañana coincidiremos en el programa de Ana Rosa. Aveces tiene que pasar desgracias para que se junten las personas", ha comentado. 

Una reconciliación que se produjo tras el fallecimiento de su suegra. "Mi hermana llegó el día después a casa porque ella estaba en Londres. Yo estaba muy nervioso. Estuvimos hablando de los niños y luego bajó Irene y se dieron un abrazo maravilloso (...) Ese detalle significó muchísimo y ahora hablamos todos los días", ha explicado. 

Kiko Rivera, en el plató de 'Viva la vida'.

También ha dejado claro que mantiene una estrecha relación con su hermano Cayetano Rivera (43). De hecho, ambos coincidieron hace unos días en Madrid: "Nosotros llegamos el viernes sobre las siete a Madrid, vinimos con la niña en coche, y decidimos ir a comer una hamburguesa (...) Cuando estamos casi terminando vimos a mi hermano. Con la de sitios que hay en Madrid...".

Según Kiko Rivera, se llaman a diario. Aunque desconoce en qué punto está la relación entre el torero y Eva González (39) pero sí ha dejado constancia de que él estuvo apoyándolo en sus momentos más duros, después de que salieran a la luz las famosas fotos del diestro con la abogada Karelys Rodríguez (28) en Londres. 

Con el que tiene menos trato es con su hermano Fran Rivera (46): "Tengo menos comunicación con Fran. Yo quiero a los dos pero tengo más relación con Cayetano", ha asegurado. 

El cantante aprovechó también su paso por el programa para deshacerse en halagos con Irene Rosales, quien ha reconocido que está "enfadada con el mundo" y que su pareja le está ayudando en estos duros momentos, tras el fallecimiento de su madre. 

"Estoy enfadada con el mundo y con quien lo pago es con mi marido (...) Él siempre está ahí conmigo", ha comentado Rosales. El intérprete dejaba claro que para él es "la mujer perfecta". "Es buena madre, buena hija y está muy buena. Es perfecta. Y trabaja en el mejor programa", comentaba Rivera.

Kiko Rivera junto a Irene Rosales, en el plató.

Aunque el momento más especial llegaba cuando los colaboradores le preguntaban qué quedaba en él de Paquirrín. "No se ha ido nunca. Siempre ha estado ahí", aseguraba. También reconocía haber cometido muchos errores en su vida. "He cometido muchos errores en mi vida. La he cagado muchas veces", respondía.

El hijo de Isabel Pantoja comentaba que el mayor error fue su coqueteo con el mundo de las drogas.  "El error de mi vida fue entrar en el mundo de las drogas", aseguraba. Aunque no se siente culpable ni culpabiliza a otras personas: "Yo creo que fue por las circunstanciaras y por el tinte de ese momento. También era joven (...) No me siento culpable, ni tampoco hago culpable a nadie". 

[Más información: La historia de dolor de los padres de Irene Rosales: una vida marcada por la enfermedad y la desgracia]