Irene Rosales (29 años) trata de seguir con su vida después de perder a su madre, Mayte Vázquez, quien fallecía el pasado 6 de febrero a causa de una grave enfermedad que llevaba padeciendo durante años.

Noticias relacionadas

La colaboradora de Viva la vida ha querido agradecer a sus seguidores todo el cariño recibido en estos tristes días. Lo ha hecho a través de una story en su perfil de Instagram: "Familia, quería daros las gracias a todos por los mensajes de apoyo y ánimo", comienza el texto. "Ahora mismo no tengo fuerzas para agradecéroslo uno a uno, pero desde aquí os quiero manar un besazo enorme", añade. 

La sevillana aprovecha también para confesar cómo se siente ahora mismo: "No es mi mejor momento, quizás diría que es el peor de mi vida", desvela. "El dolor me tiene bloqueada y apagada, pero es cuestión de tiempo", revela.

Kiko Rivera no se ha separado de su mujer en este duro momento. Gtres

Irene comparte con sus seguidores la lucha en la que vive por adaptarse a la nueva situación, asegurando que necesita tiempo para asumir la ausencia de su madre: "Sé que llegará el momento en el que me haga a ello, pero pedirme eso ahora a mí misma es venirme abajo", reconoce. 

La publicación se produce días después de que Irene Rosales decidiera escribir, también en su perfil de Instagram, una emotiva despedida a su madre, acompañada de una fotografía en la que Mayte acompañaba a su hija y a Kiko Rivera (36) el día de la celebración de su boda: "Me quedo con tu última mirada y abrazo. Me vas a hacer muchísima falta pero tú me enseñaste a ser fuerte", afirmaba.

Además, este domingo sacaba fuerzas para felicitar a su marido el día en que cumplía 36 años, tan sólo 72 horas después del fallecimiento de su madre: "Desearía con todas mis fuerzas que las circunstancias fuesen otras [...] pero lo importante es cumplir años", comentaba la mujer del cantante.

El hijo de Isabel Pantoja (63), que en todo momento ha estado junto a su mujer, también quiso despedirse de su suegra a través de las redes sociales, compartiendo la misma fotografía de la boda que utilizó su mujer: "Somos eternos en recuerdos, ella siempre estará viva en mi corazón cuando cuente mis vivencias con una sonrisa. Gracias por tanto, suegra. Seguiré cuidando de tu hija como siempre hago y de tus nietas. Te vamos a echar mucho de menos", escribía el deejay.

Dura historia

La historia de la familia de Irene ha estado marcada por la enfermedad.

La vida de la familia de Irene Rosales ha estado marcada por la desgracia y la enfermedad. Poco antes de la muerte de su madre, Irene confesaba en Viva la vida estar pasando por una situación complicada debido a la salud de sus padres: "Mi padre se cayó trabajando y lo que tiene es un tumor cerebral. Lleva con él 16 años". Una enfermedad en la que ha sido fundamental el papel de Mayte Vázquez, siempre pendiente de su marido hasta su trágico final.

En aquel momento, Irene también desvelaba que su madre estaba "muy malita", expresando además que Mayte había sido el eje central de la familia: "Ha sido una mujer que ha estado cuidado de todo el mundo, pendiente de todo el mundo y priorizando el bienestar de los demás por encima del suyo", confesaba emocionada.

[Más información: La historia de dolor de los padres de Irene Rosales: una vida marcada por la enfermedad y la desgracia]