Piqué y Federer en El Hormiguero

Piqué y Federer en El Hormiguero

Televisión PROGRAMAS DE TELEVISIÓN

Su antimadridismo, la relación con Federer y el vicio con la Nutella: Piqué se moja en ‘El Hormiguero’

El presidente de Kosmos presentó el nuevo formato de la Copa Davis junto a David Ferrer.

Noticias relacionadas

La temporada tenística entra en su recta final, una etapa que este curso presenta una novedad importante: la fase final de la Copa Davis. Madrid acogerá, entre el 18 y el 24 de noviembre, a los 18 mejores equipos del mundo, en un torneo legendario que este año ha renovado su formato. Detrás de este cambio está el grupo Kosmos, con Gerard Piqué (32 años) al mando. Con ese rol, el jugador del Barcelona presentó esta fase final este martes en El Hormiguero junto al extenista David Ferrer (37).

Pablo Motos (54) dio la bienvenida a sus invitados quejándose de lo complicado que había sido traer a Piqué al programa: "David, no te imaginas lo que ha costado que venga", le comentó a Ferrer, a lo que el defensa del Barça respondió que "ya estuve aquí en 2010, hace mucho tiempo, y han cambiado cosas".

Federer y Piqué han visitado este martes 'El Hormiguero'.

Federer y Piqué han visitado este martes 'El Hormiguero'.

Sin más preámbulos, la entrevista se centró rápidamente en la Copa Davis, un torneo del que Piqué habla como cara visible de Kosmos: "En mi empresa participa mucha gente, somos un equipazo. La experiencia de la Davis es única para un jugador, pero también para el aficionado, habrá mucha gente que venga de fuera a ver el torneo", destacó. 

En este sentido, el futbolista puso el acento en que "hemos concentrado el torneo en una semana en lugar de estar muy dividido. Para los jugadores es mejor, porque no tienen que viajar, pero para los aficionados también. Por ejemplo, esperemos que no, pero si España cayera en cuartos, los seguidores tendrán como aliciente ver las semis y la final, que se jugarán en los días siguientes".

Mucho más relajada fue la parte en la que Piqué reconoció que su pasión por el tenis viene de lejos: "Se me da un poco mejor que a Joaquín. De pequeño sí jugaba más, me defiendo". Sin embargo, Pablo Motos quiso saber quién ganaría en un partido frente a David Ferrer. El de Jávea no se cortó y, aunque reconoció que el futbolista le ganaría “algún punto”, dejó claro que se impondría con facilidad.

Licencias gastronómicas

Otro de los momentos humorísticos llegó con la pregunta a David Ferrer sobre si ha relajado su dieta respecto a cuando estaba en activo. "No te cuidas igual, obviamente, la alimentación es muy estricta cuando eres profesional pero ahora intento darme alguna alegría". Ahondando en el asunto, Motos preguntó a los invitados sobre sus gustos en relación la comida basura: "No me gusta hacer promoción, pero la Nutella me vuelve loco. Me como cada día medio bote, pero luego lo quemo, ¿eh?", reconoció Piqué. Por su parte, Ferrer se limitó a decir que le encanta la pizza. 

Gerard Piqué ha reconocido que su perdición es la Nutella.

Gerard Piqué ha reconocido que su perdición es la Nutella.

Volviendo a la Davis, el presentador de El Hormiguero quiso hablar de las grandes cifras que ha puesto Kosmos encima de la mesa para cambiar la Davis, bromeando con la posibilidad de que Neymar (27) ejerciera como recogepelotas: "Sí, sería barato traer a Neymar. Es una inversión a largo plazo, a 25 años, los jugadores cobran lo suyo. Tenemos la suerte de que Madrid lo vaya a albergar dos años, luego ya veremos si lo llevamos a otra ciudad o seguimos aquí", valoró.

A Motos le llamaba la curiosidad saber si personalmente ha invertido dinero. "Sí, he metido pasta. La Davis es distinto a todo y tengo mucha esperanza puesta en el torneo", reconoció Piqué. Un poco más adelante, el presentador retomó la cuestión para sacarle una confesión relevante al futbolista: "He puesto mucho, pero no es un tema de lo que he invertido, le doy la importancia que tiene, es relativa, sino el tiempo y el esfuerzo que hemos invertido, sobre todo persiguiendo a los jugadores, que son los protagonistas, para convencerles de que esta era una gran solución".

Como era de esperar, Ferrer mantuvo un perfil más bajo en la entrevista, acaparando Piqué casi todos los titulares, por ejemplo, en relación a las polémicas que suele protagonizar. "Normalmente son premeditadas, muy pocas veces me ha pillado de sorpresa. Lo hago para pasármelo bien, sinceramente me descojono, todo lo que conlleva el fútbol es espectáculo. Luego lo comentamos y nos reímos en el vestuario, al final todo es una farsa, una mentira, las relaciones entre los jugadores son mucho más sencillas. Cuando nos metemos en líos es porque queremos un poco de salsa", comentó.

Piqué ha reconocido que es consciente de que genera polémicas.

Piqué ha reconocido que es consciente de que genera polémicas.

También abordó otros temas, como las críticas. En relación a esto, reconoce que "o tienes la piel muy dura o te pueden afectar, sobre todo cuando eres joven. Con el tiempo vas llevándolo mejor. El fútbol es muy resultadista, si pierdes te van a criticar. Si la pelotita quiere entrar, pues muy bien". Sin embargo, el futbolista presumió de que "tener a la gente en contra me motiva. Mi última época en la selección, que tuve la mala suerte de que mi pitaran, fueron mis mejores años, salía más motivado que nunca".

Además de reconocer que la relación con Federer "ahí va", Piqué cerró la entrevista tirando una chinita al eterno rival:"“La camiseta del Real Madrid no me la he puesto nunca. Sí que me la he cambiado con algún jugador, pero no me la he puesto jamás, por eso de la alergia y tal".

[Más información: Gerard Piqué no necesitaba a la Selección: gana millones con sus empresas]