David Leo García en 'Pasapalabra'.

David Leo García en 'Pasapalabra'.

Televisión ENTREVISTA

David Leo, ganador del mayor bote de 'Pasapalabra': "Mi vida es igual pero sin ansiedad por sobrevivir"

JALEOS ha contactado con el malagueño justo tres años después de que se alzara con el bote más grande de la historia del longevo concurso de Telecinco. 

Marina Esnal Raúl Rodríguez

Noticias relacionadas

El malagueño David Leo García logró el 11 de octubre de 2016 un hito no superado aún por nadie en Pasapalabra. El joven se llevó 1.866.000 euros de premio con tan solo 27 años y tras participar en 109 programas. En 13 ocasiones antes, Leo se había quedado a las puertas del éxito con 24 preguntas acertadas de las 25 que exige el rosco. Al igual que su mayor rival, Fran, el andaluz consiguió completar la prueba final con una palabra que comenzaba por R. Con la palabra 'Ranzón', respondió a la pregunta "Rescate, dinero que se da para redimir a un cautivo". 

Tres años después de ganar una fortuna de un solo golpe, JALEOS ha contactado con él para conocer qué sueños ha cumplido con el premio económico y cómo es su día a día 36 meses después de pronunciar la palabra que le cambiaría la vida para siempre. 

David Leo García, en el momento en que ganó el bote de 'Pasapalabra'.

David Leo García, en el momento en que ganó el bote de 'Pasapalabra'.

¿Cómo vivió ese día? ¿Se puede considerar uno de los más felices de su vida?

Bueno, siempre es relativo. El día en sí fue tan alucinante, yo no estaba muy en mis cabales como para terminar de disfrutar... A veces, con los nervios, me despertaba en mitad de la noche. Ese día me desperté a las 4 horas de la madrugada, no podía dormir, me quedé ahí toda la mañana repasando, leyendo mis cosas... Ese día fui con una actitud un poco derrotista a grabar. Justo en el primer programa hubo un fallo técnico y se retrasó... Yo pensé, 'a ver si el día acaba rápido...'. Y al final ese día me llevé el gato al agua. 

¿Cómo se vivió aquello en su ciudad?

Estuve en Barcelona y en Málaga, en mi tierra. Ese día estuve en Barcelona, hice una cenita con unos amigos y unas copas... Luego bajé a Málaga, precisamente también porque el 12 de octubre es el santo de mi madre, que se llama Pilar. En Málaga lo viví más efusivamente, no solo por la familia sino por el resto de la población. 

¿Cómo vive una persona anónima el hecho de hacer historia en la televisión?

No es fácil. Hay gente a la que le gusta la fama. Lo respeto, pero no lo entiendo. A mí no me ha gustado nunca. Yo soy un poco tímido y me pareció muy estresante. Intento siempre llevarlo con cortesía siempre que la gente que se me acerca también lo haga con cortesía. 

¿Le siguen parando por la calle?

Sí, sobre todo cuando bajo a Málaga. Pero eso forma parte del carácter andaluz. 

La gente no se olvida

Mis padres llevan toda la vida en Málaga. Quien más, quien menos... Se acerca y me dice "yo voy con tu madre al gimnasio" o "yo fui con tu padre al colegio". Todo el mundo hace una familia. 

¿Le cambió la vida de alguna manera?

Mi vida sigue siendo parecida pero sin la ansiedad por la supervivencia. Es decir, que no tengo el agobio por pensar a qué dedicarme económicamente para ganarme el sustento. Pero por lo demás, igual: lectura, películas, estudiar...

David Leo, momentos antes de ganar el bote de 'Pasapalabra'.

David Leo, momentos antes de ganar el bote de 'Pasapalabra'. Mediaset

¿Trabajaba cuando estaba en el programa?

Antes de ir al programa daba clases particulares. Pero durante las grabaciones me dedicaba a estudiar el diccionario, como es lógico. 

¿No se le han ido las inquietudes de antes por el hecho de tener ese dinero?

Al contrario. Conseguí publicar el año pasado un libro de poesía que tenía a medias. Me hacía ilusión estudiar Cine, así que estudié Crítica y luego Dirección. Son actividades, al principio, poco lucrativas pero que espiritualmente me llenan más. 

¿En qué se ha gastado el dinero?

Lo primero que hice fue viajar a Japón, pero poco más. Produje un cortometraje, pero vamos, algo amateur... 

¿Algo más?

Un viaje a mis padres, pero bueno... Sin tacañear, tampoco derrochando que bueno... El dinero es el que es. 

¿Es una persona ahorradora?

Más que ahorradora, austera. No necesito grandes lujos para vivir. 

¿Pasó mucho tiempo desde que ganó hasta que cobró?

Mes y medio o dos meses. No recuerdo exactamente. Te daría tiempo a gastártelo antes de ganarlo (risas). 

Hacienda se queda con su parte, ¿verdad?

Sí, casi la mitad. Es normal. 

Hay otros compañeros de Pasapalabra a los que le han ofrecido ir a realities e incluso han ido, como es el caso de Paco... ¿Usted iría?

Diría que no. Mentalmente tiene otras capacidades que yo no tengo... A él sí le gusta el show, le gusta verse por la tele, es guapo y con buena complexión física. 

¿Y la presión psicológica?

Pues seguramente mal también. Quizá me lo preguntas en dos años y quién sabe, pero ahora no me lo planteo...

¿Con el dinero tiene planteado invertir?

Me han preguntado muchas veces eso, si quería emprender un gran plan... Yo ya tengo el suficiente dinero. No quiero más. Con que no desaparezca... Sentía mucha presión con que tuviera que tener ansiedad para conseguir más dinero que el que tengo. 

David Leo García el día que ganó el bote de 'Pasapalabra'.

David Leo García el día que ganó el bote de 'Pasapalabra'. Mediaset

¿Nota que la gente se acerca más?

No, no... Sigo con los mismos amigos y todo. 

¿Continúa estudiando?

El curso pasado hice Dirección y Guion de Cine. Escribir y leer. Esa es mi motivación. 

¿Tiene pensado volver a Pasapalabra?

He ido ya en varios especiales y siempre es muy agradable estar allí... Cualquiera de nosotros lo haríamos gratis. 

Si tuviera que definir qué ha significado para usted Pasapalabra, ¿cómo lo definiría?

Una odisea. Por motivos obvios: un viaje muy largo, con avatares distintos y puedes llegar a buen puerto o no... Pero la aventura no te la quita nadie. Aunque me hubiera ido sin el bote. 

[Más información: La transformación de Fran, de 'Pasapalabra': pierde 12 kilos y sabemos cómo lo ha logrado]