"No importa que me nominen. Tú sabes, corazón, mejor que yo: el que ríe de último, ríe mejor". Es el explícito mensaje que se puede escuchar en Nadie te va a querer, el single con el que Alfonso La Cruz (23 años), primer expulsado de Operación Triunfo 2018, ha dado un golpe en la mesa y ha acallado a los siempre mordaces internautas que bromean con el fracaso de la que ha sido la segunda edición de la nueva era OT.

Noticias relacionadas

El cantante venezolano, que ha confesado que se presentó al casting sin conocer el concurso y no reconoció ni a la mismísima Ana Guerra frente a sí, se ha marcado un Lola Índigo, no solo por las reminiscencias de Ya no quiero ná que muchos encuentran en su canción, sino porque ha demostrado que ser el primero en abandonar la famosa academia no está reñido con convertirse en un aclamado artista.

Y es que el videoclip de Nadie te va a querer ha tenido una repercusión que ni el propio Alfonso habría imaginado. Un mes después de su publicación, el vídeo ha superado el millón de visualizaciones, una cifra a la que ni se han acercado concursantes de la edición anterior, a priori más reconocidos que el venezolano, como Ricky Merino, Raoul o Alfred García. Este último fue el cuarto clasificado de OT 2017 y vivió un gran éxito hasta su participación en Eurovisión 2018 junto a Amaia Romero; sin embargo, su último videoclip apenas ha superado el medio millón de visitas dos meses después de ver la luz.

No obstante, algunos 'triunfitos' como Roi Méndez se han mostrado críticos con la utilización de las visitas en Youtube como termómetro del éxito o fracaso de los artistas: "El éxito para mí es llenar la nevera viviendo de lo que más te gusta", comentaba en Twitter. Aún así, en un mundo donde las redes sociales cobran cada vez más protagonismo, es innegable que Alfonso, el chico que hasta OT 2018 veraneaba en España con trabajos precarios, ha irrumpido en el panorama musical español con una excelente acogida.

Nuevo objetivo: ¿Eurovisión?

Alfonso ha confesado su ilusión de hacer bailar a Europa participando en el Festival de Eurovisión con un tema latino. Un sueño que ahora podría tener muchas más opciones de cumplir, pues el estreno de la próxima edición de Operación Triunfo ha sido retrasado hasta principios de 2020, lo cual hace muy improbable que el representante español salga del talent. Así, el próximo abanderado de España en el concurso europeo podría ser elegido mediante una elección interna de TVE o en una preselección ajena al talent.

Una hipotética participación de Alfonso en Eurovisión sería la guinda final perfecta para su 'venganza', después de que en su edición fuera uno de los tres concursantes que se quedaron sin canción candidata para el festival, una decisión de TVE que fue duramente cuestionada por los seguidores del venezolano.

[Más información: Lola Índigo critica la explotación del formato de 'Operación Triunfo']