Siguen sin correr buenos tiempos para Rosa López (38 años). Al menos, no como a ella le gustaría. La que fuera la ganadora de la primera edición de Operación Triunfo y la representante de España en Eurovisión lleva un tiempo sin brillar como lo hacía antaño. Una suerte de mala racha que en los últimos años se ha acrecentado pese a su férreo trabajo. Si bien el pasado año saltaba la noticia de que expiraba su relación contractual con la discográfica Universal Music, 2019 tampoco comenzó de la mejor forma, pese a lanzar en el mes de junio un nuevo disco, Rarezas

Noticias relacionadas

De hecho, en la página web que anuncia sus conciertos -y en las demás plataformas divulgadoras de eventos- se puede leer el siguiente anuncio: "Ahora mismo no hay conciertos disponibles de Rosa López". En esa línea, tan solo se apunta a JALEOS que el pasado mes de julio actuó "en un centro comercial, en una televisión gallega y en la gala Global Gift de Marbella", pero nada de grandes conciertos ni de esas giras tan habituales cuando un artista lanza al mercado un nuevo single. "Normalmente, antes del verano, cuando se saca disco, se deja programada la gira de la nueva temporada, pero en su caso, de momento, nada", se informa. 

Rosa López durante un concierto en 2018. Gtres

La fuente a la que ha tenido acceso este medio desliza que la situación laboral de Rosa López "sigue siendo complicada". Están siendo unos tiempos muy difíciles para la cantante: "Es una de las grandes currantas de este oficio, pero no ha tenido mucha suerte en sus decisiones". Ella misma confesó que tras Eurovisión hubo una época oscura en su vida tanto personal como profesional. Afortunadamente, la luz volvió a su vida, "pero sigue siendo igual de vulnerable". 

Precisamente es esa actitud suya por la que no termina de levantar el vuelo. "Tiene que aprender a quererse más y no temer el no llenar", desliza una persona que la conoce y que es férrea seguidora de su trayectoria. Eso sí, en ese punto desmiente que Rosa haya perdido fuerza en su voz: "En absoluto, ella sigue teniendo ese torrente tan especial, pese a los problemas que comentó hace un tiempo". Rosa no lo ha tenido nada fácil desde que salió de la academia y se convirtió en Rosa de España. Su carrera, confesado por ella misma, ha contado con más piedras en el camino de las que le gustaría y, eso, merma a veces demasiado. 

Rosa y sus últimos años cargados de malas noticias

La cantante Rosa López durante su visita a 'Operación Triunfo 2018'. Gtres

Fue en 2017 cuando la cantante contó dos de sus mayores desgracias personales. Ambas en el fatídico mes de mayo. La primera saltó a la prensa; uno de los escándalos más sonados de Rosa, narrado por ella misma en el programa de Bertín Osborne (64): por qué dejó de cantar durante un año. Muy dubitativa a la hora de contar realmente lo que pasó, la artista dio a entender que todo ocurrió por una negligencia médica, en lo que muchos espectadores vieron como un envenenamiento.

"No fue una explotación de la voz. Pasó lo que tendría que pasar. Estaba en una gira impresionante, concierto tras concierto todos los días. Lo que detonó todo esto que la gente decía que me quedé sin voz fue que un día que me trajeron un médico, que no sé si era médico, y me pinchó en el culo un líquido azul y blanco que no sé qué coño era", confesó entre lágrimas. Arropada por su madre, prosiguió: "El primer día canté fenomenal; el segundo, también, y el tercero en El Escorial, en la sexta canción, me estaba asfixiando… No podía ir ni para adelante ni para atrás. Me quedé inconsciente detrás del escenario. Esto no lo he contado en mi vida".

Días más tarde concedía una exclusiva en una revista en la que desvelaba que le había salido un bulto en el pecho. "Lo tengo hinchado y estoy superagobiada con el tema. Pienso que es el estrés. ¡O que el pecho me pide guerra!", aseguraba con el sentido del humor que la caracteriza.

En otro orden de cosas, Rosa reconocía que en los últimos tiempos no tiene tiempo ni para encontrar el amor. Tampoco lo busca, de momento, ya que según ha afirmado ella misma en más de una ocasión está en un periodo de su vida en el que está "feliz en la soledad deseada". "Estoy sola porque quiero y tengo ganas. No busco ni novio ni hijos ni nada. Busco centrarme en mí. Soy generosa con todo dios, pero tengo que empezar a serlo conmigo misma. Es mi momento".

[Más información: Rosa López y el robo de los 90.000 euros de su premio: "A mi padre le estafaron"]