Rosa López en 'Ven a cenar conmigo: gourmet edition'.

Rosa López en 'Ven a cenar conmigo: gourmet edition'.

Televisión CRITICADA EN REDES

El día en que Rosa López demostró en televisión que no sabe nada sobre el veganismo

La cantante ha generado una oleada de comentarios en las redes por las explicaciones que dio sobre su rutina alimentaria en Ven a cenar conmigo: gourmet edition.

Noticias relacionadas

Rosa López (38 años) ha sido una de las grandes protagonistas del primer episodio de la novena temporada de Ven a cenar conmigo: gourmet edition. Pese a que la primera anfitriona encargada de deleitar a sus compañeros con sus recetas era Raquel Mosquera, la ganadora de Operación Triunfo ha acaparado la mayoría de comentarios en las redes por su confesión sobre sus hábitos alimentarios.

"Soy ovo-lacto-vegana", advertía la andaluza al inicio del programa. Un término que en sí ya es erróneo, pues la dieta vegana descarta cualquier producto de origen animal, incluidos la leche y los huevos, por lo que Rosa realmente sería ovo-lacto-vegetariana.

Más allá de las incorrecciones conceptuales, lo realmente criticable para los internautas fue la actitud de la concursante durante la comida, que nada tuvo que ver con la de alguien que lleva años siguiendo una estricta dieta vegetariana. Raquel servía el primer plato, una sopa entre cuyos ingredientes había jamón y pollo, aunque tuvo la gentileza de apartar esos productos del plato de Rosa. "¿El caldo lo puedes tomar aunque lleve pollo?", preguntaba Laura Matamoros (26), ejerciendo sin saberlo de portavoz de buena parte de España que no daba crédito a lo que estaba viendo. La granadina respondía sorbiendo una cucharada del manjar elaborado por la anfitriona, un momento preciso en el que Twitter ardía.

Pero el momento más surrealista llegaba con el veredicto de la cantante sobre la sopa. Lejos de sentirse culpable por haber cedido a la tentación de probar el plato, la comensal declaraba ante las cámaras que para ella, Rosa de España, al caldo "le faltaba más pollito". La misma Rosa que poco antes declaraba sentir "pena por los animales" pedía más pollo en la sopa.

Con el segundo plato, seguía el curso magistral sobre cómo no ser vegana. Y es que Rosa probaba ante un millón y medio de espectadores un suculento popurrí de tallarines con un amplio abanico de especies marinas. "Cuando lo he visto me daba cosilla tanto animalito, he intentado mantener el tipo", confesaba la artista. Pero su sufrimiento pareció desvanecerse al degustar todo un mar en el plato: "Me encanta, fíjate que no como carne ni pescado y lo he probado", sentenciaba ante la feliz cocinera, satisfecha de haber derrumbado los cimientos de la dieta de Rosa con su variopinta receta.

En el próximo programa, Rosa López será la anfitriona e intentará resarcirse de sus lapsus alimentarios demostrando que la dieta vegetariana contiene suculentas recetas que nada tienen que envidiarle a un chuletón o una mariscada. Sin embargo, el adelanto que ha emitido la cadena no presagia un resultado nada bueno para la concursante.

[Más información: Mosquera estrena lo nuevo de 'Ven a cenar conmigo Gourmet' entre burlas y críticas veganas]