La vida de Carlos Lozano (56 años) dará un giro de 180 grados después del verano. Y será para bien. Tras su polémica participación en Supervivientes 2019, el presentador verá cómo, por fin, vuelve a su esencia en televisión, esa que tanto lleva esperando: la de presentar un programa. Y es que, Lozano no se pone delante de las cámaras como conductor de formatos desde 2016, cuando capitaneó Granjero busca esposa en Cuatro y Sálvame Snow Week

Noticias relacionadas

Ahora, su suerte cambiará y de manera notable. Según desveló él mismo en Lecturas y ha confirmado JALEOS, el que fuera pareja de Miriam Saavedra (25) ha conseguido su anhelado sueño: "presentará en Mediaset" después del verano. En esa línea, se apostilla a este periódico que se tratará de una producción y que lo devolverá a la primera línea mediática. 

Carlos Lozano en su vuelta a España tras ser expulsado por la audiencia. Gtres

Este proyecto, que se encuentra en estos momentos "tomando forma", tiene muy ilusionado a Carlos, que tras varios años participando en realities y acudiendo a los programas de televisión como invitado para hablar de su vida personal, ve cómo "el sacrificio tiene su recompensa". Así las cosas, el madrileño está de enhorabuena y se informa que, en realidad, su participación en Supervivientes estaría "dentro de un pack de varios proyectos y compromisos con la cadena", un modus operandi habitual con sus estrellas, como es el caso también de Isabel Pantoja (62)

Su polémico paso por Honduras

Si bien desde que entró en Honduras mantuvo una actitud bélica, lo que se traduce de él, en el último tramo de su concurso, ha sido una falsa armonía para con la isla y sus habitantes. En concreto, con Chelo García Cortés (67), en la que encontró una amiga tras unos desencuentros iniciales con Isabel. 

Así como las aguas se calmaron en Honduras con respeto a Pantoja, Chelo y las Azúcar Moreno -las cuales, estas últimas, finalmente optaron por decir adiós envueltas en polémica-, Lozano optó por una actitud -pasados los días- muy impactante. En concreto, contra Dakota (25), a la cual se enfrentó directa y sin cortapisas en sus últimos minutos de concurso: "No cocinan, hay tensión, hago el fuego siempre y, claro, me cabreo". Poco menos que vino a aseverar que los jóvenes se despiertan rozando las dos de la tarde y que el único que trabajaba en la isla era él. 

Sus antecedentes en 'realities'

Lozano tiene experiencia en este tipo de programas y lo ha demostrado. Y es que, ya destacó en GH VIP 4. Durante su estancia en la casa de Guadalix se enfrentó a sus compañeros y dejó patente que tiene un fuerte carácter. Cualidades que han dado mucho juego en el país caribeño, donde el hambre apretaba. 

Con su participación en el citado reality de convivencia, Carlos Lozano regresaba a la televisión después de varios meses alejados de las cámaras. La última vez que los espectadores pudieron verlo fue en noviembre de 2018 en Sábado Deluxe. "Hablé con mis jefes y les pedí un descanso, ellos lo entendieron y me dejaron la puerta abierta", contó durante el programa. Parte de su exilio mediático vino motivado por el enfrentamiento continuo que vivió con Miriam Saavedra y con la madre de su hija Luna, Mónica Hoyos (42). Fueron meses repletos de peleas y reproches por parte de los protagonistas. Ahora todo eso queda atrás y Lozano cogerá de nuevo las riendas de su carrera profesional. 

[Más información: Carlos Lozano, expulsado de 'Supervivientes': se le acabó la guerra al enemigo de la isla]