El nombre de Nuria Marín (37 años) ha regresado a la actualidad nacional con más fuerza desde que es la sustituta oficial de María Patiño (47) cada fin de semana al frente de Socialité, cuando la gallega se ausenta del programa. Lo cierto es que no solo conduce el programa que precede a los informativos cada sábado y domingo, sino que también coge las riendas de Sábado Deluxe en los periodos vacacionales de Patiño. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, es en Socialité donde es más habitual verla. En este tiempo, Marín se ha granjeado la absoluta confianza de la productora del programa. Pero, ¿cuánto se embolsa la catalana por emisión? Por estos servicios esporádicos, tal y como ha podido saber JALEOS, la catalana percibe 1.200 euros por cada día que presenta. 

Nuria Marín en una imagen reciente de redes sociales.

La última vez que Marín ha estado al frente de Socialité ha sido durante la primera semana de mayo. Y es que, como desveló este periódico, Patiño se ausentó debido a su operación de nariz, y Nuria fue la encargada de presentar su formato en el Día del Trabajador, el sábado 4 y también durante el domingo 5 de mayo. Un total de tres programas. Por su trabajo recibió el montante total de 3.600 euros. Una cantidad nada desdeñable. 

Una mayor proyección a nivel nacional 

Lo cierto es que este trabajo supone una gran opción para Nuria Marín. Además de otorgarle una mayor visibilidad como presentadora, la catalana obtiene un beneficio bastante superior al que tiene cuando se pone al mando de Cazamariposas. Pese a que este programa es uno de los más vistos de Divinity, tanto el presupuesto como la proyección es muy inferior al de un formato de entretenimiento que se emite a nivel nacional.

Desde agosto de 2018 hasta finales de año, ha sido habitual ver a la comunicadora presentando Sálvame Diario cada viernes. Allí lidiaba con los colaboradores durante más de cuatro horas diarias. Por realizar esa 'misión', tal y como aseguró con total certeza este medio hace unos meses, la catalana se embolsaba 2.500 euros por cada tarde presentada. Su papel como conductora de estos programas, formaba parte de un acuerdo con la cúpula de la productora. Nuria no se encontraban especialmente satisfecha con su sueldo mensual en Cazamariposas. Quería más y se lo dieron.

Nuria Marín presentando 'Cazamariposas'. Redes Sociales

La periodista cada vez tiene más cabida dentro del universo Telecinco. Desde que en 2017 diese el salto a la televisión nacional de la mano de Jordi González (56) en Mad in Spain, las oportunidades le han ido llegando con facilidad. Cabe añadir, a su favor, que cuenta con la aceptación y el visto bueno de la mayor parte de los espectadores. Además, tiene una gran relación con la mayor parte de los colaboradores de Sálvame y Sábado Deluxe, quienes le han hecho sentir desde un primer momento como una más, algo que no resulta fácil de conseguir en este tipo de formatos. Pero lo más importante: mantiene una estrecha amistad con los jefes de La Fábrica de la tele.

Sus inicios en el mundo del periodismo fueron en la conocida y desaparecida revista de adolescentes Super Pop. Después de tres años, dio el salto a la televisión catalana. Pero lo cierto es que en la actualidad ya es toda una veterana en los programas de entretenimiento de La fábrica de la tele, productora a la que continúa vinculada. En un principio comenzó coordinando a los redactores, pero con el paso del tiempo acabó dirigiendo y presentando. 

En el ámbito más personal Nuria Marín está completa. Está muy unida a su familia, y en el amor no le pueden ir mejor las cosas. Lleva más de dieciocho años junto a su pareja, Juanlu De Paolis. Pero parece que de momento no tienen intenciones de darse el 'sí, quiero'. Toda una vida juntos que demuestra que la presentadora es una persona estable, al menos en lo que a relaciones se refiere. Aunque ninguno de los dos se esconde, prefieren ser discretos con su relación. Él es guionista en una agencia, y también es el actual director de contenidos de Salvados, programa que en la actualidad presenta el humorista Gonzo.

[Más información: El último retoque estético de María Patiño que le impide acudir a su trabajo]