Luis Rollán (42 años) se encuentra en uno de los momentos profesionales más delicados de su vida. El periodista, que colaboraba prácticamente con todos los programas de Telecinco -desde El programa de Ana Rosa hasta Sálvame en todas sus versiones-, cuenta únicamente en la actualidad con puntuales apariciones en Cazamariposas.

Noticias relacionadas

Según ha podido saber JALEOS en exclusiva, el sevillano está ganando 150 euros brutos cada vez que acude al plató del programa que se emite en Divinity. Pese a que pudiera parecer un caché irrisorio, lo cierto es que Cazamariposas es un formato pequeño, por lo que no dispone de mucho presupuesto para pagar a colaboradores

El respaldo de la audiencia al formato de La Fábrica de la Tele y lo bien asentado que está -el próximo verano cumplirá seis años en antena- no es suficiente y su equipo de contertulios, entre los que se encuentran periodistas o personajes como María Lapiedra (34) o Rebeca Pous (40), no suelen cobrar más de 100 euros por colaboración.

Las intervenciones de Rollán en el programa que presentan Nuria Marín (37) y Nando Escribano (30) bailan, fundamentalmente, dependiendo de los contenidos que él pueda aportar, según desvelan a este periódico. "Él llama o lo llaman si tiene exclusivas que aportar. El programa ahora es informativo y necesitan contenido nuevo y fresco, aunque sea poco pero que se pueda vender bien", detallan. El periodista es versátil y capaz de debatir sobre noticias de corazón o realities, sin embargo a la dirección de Cazamariposas le interesa lo que como profesional del periodismo pueda ofrecer. 

Luis Rollán, "muy interesado" en volver a la televisión

"Soy un sevillano apasionado de la comunicación. Trabajo en la tele, la radio y también escribo. Me apasiona la música. Mi lema es 'vive y sé feliz'", reza en su página web. Y es cierto. Quienes lo conocen hablan de Luis como un hombre "muy trabajador, incansable, siempre pensando en nuevos planes y proyectos". Aunque es consciente de que la televisión es un medio que va y viene, hubo un momento en que Rollán era pieza clave en la mayoría de programas de la cadena grande de Mediaset España; y antes en Antena3. 

Luis Rollán y el nuevo proyecto de su restaurante.

En la actualidad, los medios de comunicación son la menor fuente de ingresos del comunicador, quien ahora se encuentra muy centrado en las publicaciones promocionales de sus redes sociales y su nueva ilusión: Bivio. Feliz con el proyecto de un nuevo restaurante, Luis se ha vuelto a embarcar en un espacio de hostelería ubicado en pleno corazón de la playa de la Barceloneta en Barcelona y que lleva el nombre de Bivio. Hace unos años hizo lo propio con 3 Nusos, un lugar donde ejercía de relaciones públicas y del que se terminó desvinculando.

El restaurante le trajo tantas alegrías como disgustos. El andaluz solía recibir en el citado restaurante de Barcelona a amigos famosos a los que agasajaba con buen ambiente y buena comida. Sin embargo, según desveló el paparazzo Jordi Martín (28), Rollán utilizaba presuntamente la estrategia del restaurante para que el fotógrafo hiciera fotos, las vendiese a las revistas y se llevaran el beneficio a medias. 

Según fuentes cercanas a Rollán, el colaborador se encuentra "muy interesado" en volver a colaborar con programas de televisión. Los cambios de Viva la vida -tras la sustitución de su presentadora- lo han dejado fuera del elenco de colaboradores. Aunque también se muestra con ganas de participar en realities -como Supervivientes 2019-, programa que podría volver a ponerlo en primera línea de fuego y que le abriría de nuevo la puerta para poder ejercer la gran pasión que tanto lleva a gala: la comunicación. 

[Más información: Descubrimos la cifra que cobra Núria Marín por cada día que presenta 'Sálvame']